Otro ataque contra la prensa se produjo en las últimas horas, esta vez en la ciudad rionegrina de General Roca, donde colocaron en la vía pública un cartel con la imagen del conductor Baby Etchecopar ahorcado y con un amenazante mensaje: “Todo fascista terminal mal”.

El afiche apareció el jueves, poco antes del banderazo que se replicó en todo el país para cuestionar al Gobierno nacional y apenas después de que el presidente Alberto Fernández prometiera terminar con los “odiadores seriales”.

El cartel estaba colgado de la persiana de un comercio ubicado sobre la Avenida Roca, entre las calles 9 de Julio y Tucumán. El propio conductor replicó a través de su cuenta en Twitter una fotografía del afiche y advirtió: “Esto es grave”.

“Alberto Fernández te responsabilizo de cualquier cosa que pueda llegar a ocurrir“, agregó Etchecopar.

 

Fuente: clarin.com