Piratas informáticos apoyados por el Estado ruso están tratando de robar la investigación de vacunas y tratamientos para COVID-19 de instituciones académicas y farmacéuticas de todo el mundo, denunció el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) de Reino Unido este jueves (16.07.2020).

Una declaración de Reino Unido, Estados Unidos y Canadá atribuyó los ataques al grupo APT29, también conocido como “Cozy Bear”, el cual dijeron que seguramente operaba como parte de los servicios de inteligencia rusos.

“Condenamos estos ataques despreciables contra quienes realizan un trabajo vital para combatir la pandemia de coronavirus”, dijo el director de operaciones del NCSC, Paul Chichester.

El portavoz ruso Dmitry Peskov dijo que el Kremlin rechazaba las acusaciones de Londres, que según él no estaban respaldadas por la evidencia adecuada, reportó la agencia de noticias rusa RIA.

Separadamente, el gobierno británico también dijo este jueves que estaba “prácticamente seguro” de que ciudadanos rusos intentaron interferir en las elecciones de diciembre al hacer circular documentos sobre las negociaciones comerciales entre Londres y Washington.

Las autoridades habían abierto una investigación para identificar el origen de la filtración, después de que salieran a la luz en Reddit documentos sobre un posible acuerdo entre Reino Unido y Estados Unidos.

“Con base en un análisis completo, el gobierno concluyó que es prácticamente seguro que actores rusos quisieron interferir en las elecciones de 2019 difundiendo en internet documentos gubernamentales obtenidos de manera ilegal”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, en una declaración escrita enviada al Parlamento.

 

Fuente: dw.com