El coronavirus obliga a tomar precauciones para detener los contagios, pero eso dificulta la labor de los sanitarios al tratar a los enfermos. Para facilitar su trabajo, la compañía mexicana XE Médica ha creado un traje inflable que permite a los paramédicos aislarse y mantenerse frescos bajo una capa protectora y decir adiós a las mascarillas.

Gafas protectoras, mascarillas y otras molestas medidas de seguridad podrían pasar a la historia en México gracias al invento del Traje XE.

Este traje inflable permite a la persona que se encuentra dentro de él estar ventilado durante ocho horas, o indefinidamente si está conectado a la corriente. Esto es posible gracias a un dispositivo incorporado que envía aire fresco al interior y a un sensor que mide la presión del aire.

“Lo que buscábamos era que fuera completamente hermético. Ese fue el primer detalle que nos interesaba. Y simultáneamente resolvimos otros problemas que incluían, primero, el calor y la temperatura”, explica Fernando Avilés, director de la compañía XE Médica.

En un principio el equipo fue ideado para paramédicos, pero está triunfando también entre dentistas, ya que el traje es ideal para interactuar con los pacientes sin riesgo de contagio y sin que se empañe la mascarilla plástica.

 

Fuente: sputniknews.com