Los líderes europeos acordaron este martes un gigantesco plan de relanzamiento económico para paliar las consecuencias del nuevo coronavirus, cuya propagación en Estados Unidos parece haber hecho cambiar de parecer al presidente Donald Trump, favorable ahora al uso de mascarilla para luchar contra la pandemia.

El virus, cuya propagación comienza a acelerarse en África, ha infectado en todo el mundo a más de 14,6 millones de personas y ha matado a más de 600.000 desde que apareció en China el año pasado. Brasil, el segundo país con mayor número de casos y de decesos por covid-19, detrás de Estados Unidos, superó el lunes la cifra de 80.000 muertos.

En Europa, tras una larga cumbre que terminó este martes de madrugada, los 27 mandatarios de la Unión Europea lograron un histórico acuerdo para superar los estragos del coronavirus con un inédito fondo de 750.000 millones de euros (840.000 millones de dólares), basado en una mutualización de deuda.

“Es un cambio histórico para Europa”, dijo el presidente Emmanuel Macron, mientras que la canciller alemana Angela Merkel aseguró sentirse aliviada de que la UE haya estado a la altura de su “mayor crisis” de su historia.

El plan permitirá a los países más afectados por el coronavirus, como España e Italia, enfrentarse la profunda recesión prevista para 2020 a causa de la pandemia, que dejó más de 205.000 muertos en Europa.

Pero ahora el punto de mira está puesto también en las zonas más pobres del planeta, como África, donde se extiende el virus.

En Sudáfrica el número de muertos superó el fin de semana la cifra de 5.000.

“Estoy muy preocupado ahora que estamos comenzando a ver una aceleración de la enfermedad en África”, dijo el director del programa de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan.

 

Fuente: france24.com