La primera audiencia del juicio contra Omar al Bashir solo duró una hora, porque la sala no puede acoger a los 191 abogados de la defensa.

El tribunal especial, formado por tres jueces, fijó la próxima audiencia el 11 de agosto.

El ex dictador de 76 años y otros 27 acusados se exponen a la pena de muerte por haber derrocado hace 31 años el gobierno elegido democráticamente del primer ministro Sadek Al Mahdi. Entre los acusados figuran el ex vicepresidentes Ali Osman Taha y el general Bakri Hasan Saleh.

“La sala del tribunal no es lo bastante grande como para acoger todos los abogados de la defensa, que son 191”, dijo el presidente del tribunal especial, que decidió aplazar la sesión hasta el 11 de agosto para “permitir la acogida de todos los abogados”.

“Este tribunal escuchará a cada uno de ellos y vamos a dar a cada uno de los 28 acusados la posibilidad de defenderse”, añadió al principio de la sesión.

Juicio sin precedentes

Tres jueces dirigirán el proceso, sin antecedentes en el mundo árabe, donde nunca en la historia reciente ha sido juzgado el autor de un golpe de Estado exitoso.

El dirigente libio Muamar Gadafi, que derrocó la monarquía en 1969, fue asesinado en agosto de 2011, mientras que Sadam Husein y el autócrata egipcio Hosni Moubarak fueron juzgados por otros motivos.

Omar al Bashir, en pantalón y camisa beige, llevaba una máscara y guantes y escondió su rostro a los fotógrafos. No hizo ninguna declaración.

 

Fuente: dw.com