Alrededor de un millón de trabajadores, agrupados en la red brasileña Unisaúde, respaldan una denuncia presentada ante la Corte Penal Internacional en la que responsabilizan al jefe de Estado brasileño de poner en peligro la vida de los ciudadanos con su manejo de la pandemia de coronavirus.

La demanda insta a que la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya, Países Bajos, inicie una investigación por la gestión que ha realizado el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro de la pandemia de coronavirus en el país sudamericano.

De acuerdo con un comunicado emitido por la red de sindicatos Unisaúde, esta sería la primera demanda que se presenta contra un Gobierno debido al contagio y muerte a gran escala a causa de fallas en el sistema de salud pública de Brasil.

 

Brasil es la segunda nación más afectada por el brote de Covid-19, solamente superada por Estados Unidos, con más de 2,4 millones de contagios y al menos 87.000 muertos, según cifras oficiales.

 

Por Luiz Méndez Urich

Fuente: france24.com