El rey emérito Juan Carlos I, objeto de una investigación del Tribunal Supremo por corrupción, anunció en una carta dirigida a su hijo el rey Felipe VI su decisión de “trasladarse” fuera de España.

“Majestad, querido Felipe, con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada (…) te comunico mi meditada decisión de trasladarme en estos momentos fuera de España”, escribió el emérito, citado en un comunicado de la Casa Real en el que el rey Felipe VI acepta y le agradece su decisión.

Juan Carlos, de 82 años, señala en su misiva que toma esta decisión para “contribuir a facilitar” el ejercicio de las funciones del actual monarca “desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad”.

“Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen”, asegura.

A seis años de su abdicación, Juan Carlos se encuentra en una situación muy complicada.

La justicia en Suiza y España investiga el origen de 100 millones de dólares que Juan Carlos habría recibido secretamente de Arabia Saudita en una cuenta en Suiza en 2008.

El Tribunal Supremo español anunció en junio la apertura de la investigación para determinar su eventual responsabilidad en una causa iniciada en 2018, cuando en unas grabaciones atribuidas a su ex amante Corinna Larsen esta aseguraba que Juan Carlos habría cobrado una comisión por la concesión de un contrato para la construcción del tendido de alta velocidad ferroviaria en Arabia Saudita.

 

Fuente: dw.com