El ministro alemán de Economía y Energía, Peter Altmaier, declaró que Estados Unidos no tiene motivos para imponer sanciones por el gasoducto ruso Nord Stream 2, informa el medio alemán RND. El político expresó su esperanza de que se respeten las normas del derecho internacional en este asunto.

“Todavía esperamos que no se apliquen las sanciones. En el Gobierno alemán estamos de acuerdo en que estamos dispuestos a negociar en cualquier momento para evitar la escalada”, dijo el ministro alemán.

Altmaier recordó que sin la participación de su país no habría sido posible garantizar el tránsito del gas ruso a través de Ucrania.

“Llevamos a cabo unas negociaciones importantes aquí en el ministerio. Estamos construyendo terminales en el norte de Alemania donde se puede llevar el gas licuado de EEUU y venderlo en Alemania”, afirmó.

En este contexto, no hay motivos para sanciones, dijo Altmayer. “Espero y confío en que todos los participantes cumplan con el derecho internacional”.

El Senado de EEUU aprobó el presupuesto de defensa para el próximo año que prevé la introducción de nuevas sanciones contra Nord Stream 2.

Alemania, a su vez, subrayó que “el Gobierno de EEUU no respeta la soberanía de Europa y su derecho a decidir independientemente dónde y cómo recibir la energía”.

Los críticos acusan a la Casa Blanca de socavar la construcción del gasoducto por la intención de vender su propio gas licuado a Europa.

Mientras tanto, el gasoducto, que atraviesa el fondo del mar Báltico, ya está listo al 94%. Solo quedan 150 km de los 2460 km: 120 km en aguas danesas y 30 km en Alemania.

Rusia está terminando la construcción por su cuenta debido a las sanciones introducidas por EEUU en diciembre de 2019 que impiden que las empresas europeas participen en el proyecto.

 

Fuente: sputniknews.com