Asciende a 10 la cifra de fallecidos tras una potente explosión  en el área del puerto de la capital libanesa Beirut.

La onda expansiva rompió los vidrios de las casas circundantes, así como de las viviendas a varios kilómetros del epicentro.

Seguridad General en su declaracion ha afirmado que se trató de materiales explosivos que se encontraban almacenados en el muelle 12; no un misil ni un acto terrorista.

Por su parte, el Presidente del Líbano, Michel Aoun llamó a una reunión urgente con el Consejo de Seguridad en la noche de hoy y anunció que mañana será día de luto.

En la percepción popular, fue recordada la explosión que en febrero de 2005 ultimó al primer ministro Rafik Hariri.

 

¿Cuáles fueron los daños?

Fotos y videos de toda la capital muestran importantes daños en la infraestructura de la capital, no solo en zonas aledañas al lugar del accidente.

Un periodista de la BBC en el lugar informó que habían numerosos cadáveres y daños graves como para dejar el puerto fuera de uso.

El servicio de monitoreo de Internet NetBlocks reportó que hubo una interrupción significativa de en la conexión a la red tras la explosión, aunque señaló que no está claro cómo estaba relacionado con lo sucedido.

“La interrupción puede afectar la capacidad de comunicarse con testigos presenciales en el lugar”, alertó la empresa.

Las imágenes desde distintos barrios muestran autos destrozados y edificios dañados por la explosión.

¿Cuán grande fue la explosión?

Medios locales y testigos contaron que la explosión dejó edificios destruidos y cristales rotos prácticamente en toda la capital.

Residentes de Chipre, una isla a unos 240 km de Beirut también aseguraron haber sentido la onda explosiva.

Un residente de la capital, Nicosia, dijo a la agencia de noticias Reuters que su casa se sacudió y la periodista chipriota Emilia Papadopoulos afirmó en su Twitter que sintió la explosión en Limassol y pensó que era un terremoto.

¿Qué se sabe de las causas?

Las autoridades de Líbano no informaron de forma oficial sobre las causas de manera inmediata.

Sin embargo, el mayor general Abbas Ibrahim, director de Seguridad General, dijo a medios libaneses que la fuente más probable de la explosión era un depósito en el puerto, donde se habían almacenado materiales altamente explosivos.

Dos fuentes de seguridad también dijeron a la agencia de noticias Reuters que había almacenes que albergaban explosivos.

Según los informes, el mayor general Ibrahim rechazó las acusaciones de que Israel era responsable y un ministro israelí le dijo a la agencia de noticias Reuters que el país no tenía nada que ver con el incidente.

El ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Gabi Ashkenazi, aseguró a una estación de televisión local que la explosión fue probablemente un accidente causado por un incendio.

 

Al menos 73 muertos y 3.700 heridos por potentes explosiones en Beirut 

Al menos dos fuertes explosiones se han registrado la tarde de este martes en la capital libanesa, Beirut. Las imágenes publicadas en redes sociales muestran la magnitud del hecho.

El ministro de Salud, Hamad Hassan, precisó que se han registrado al menos 73 víctimas mortales y 3.700 heridos, además de cuantiosos daños materiales.

Aunque en un primer momento Hassan atribuyó las explosiones a un barco que transportaba fuegos artificiales, las autoridades descartaron la versión de la pirotecnia.

El jefe de seguridad interna del Líbano, Abbas Ibrahim, declaró que una explosión masiva en la zona portuaria de Beirut se produjo en una sección que albergaba materiales “altamente explosivos”, y no solo explosivos como había informado anteriormente la agencia de noticias estatal. Además, se negó a especular sobre la causa de la detonación, asegurando que “no se puede adelantar a las investigaciones”.

Las conclusiones preliminares de las autoridades libanesas sitúan en el origen de la enorme explosión unas 2.700 toneladas de nitrato de amonio que llevaban almacenadas en una bodega del puerto de la capital desde 2014, reportó el medio local LBCI.

La primera explosión se produjo cerca del puerto de la ciudad poco después de las 18:00 (hora local).

Pronto aparecieron informes de otra explosión cerca al lugar donde se produjo la primera.

Los videos capturaron la onda expansiva que golpeó edificios a kilómetros de distancia, mientras una enorme nube de polvo y escombros se elevaba por el cielo.

Dentro de poco se informó que los hospitales estaban saturados y los heridos se enviaban a hospitales fuera de la capital.

En las redes sociales se ha difundido un video que muestra el Hospital Saint Joseph de Beirut. En la grabación se puede ver que el centro médico está lleno de heridos y que no hay suficiente espacio para todos los pacientes. Muchos tienen que sentarse en el suelo de los pasillos, manchado con la sangre de las víctimas.

Las detonaciones en Beirut causaron daños también en el edificio del aeropuerto internacional situado a varios kilómetros de distancia del epicentro. El impacto del estruendo fue tal, que incluso se llegó a sentir en Limasol, Chipre.

“Catástrofe nacional”

Al respecto, el gobernador de Beirut, Marwan Abboud calificó el hecho como “un desastre nacional parecido a Hiroshima” y afirmó que las explosiones afectaron a aproximadamente la mitad de la ciudad.

Durante su comparecencia ante los periodistas desde una de las zonas afectadas, el gobernador no pudo contener el llanto al ofrecer más detalles sobre lo sucedido.

“Nunca en mi vida he visto un desastre tan grande, tan catastrófico. Esta es una catástrofe nacional. Este es un desastre para el Líbano. No sabemos cómo nos vamos a recuperar de esto. Tenemos que mantenernos fuertes, tenemos que ser valientes”, declaró el funcionario.

El desastre también se han cobrado la vida del secretario general del partido político de las Falanges Libanesas, Nazar Najarian.

Los equipos de emergencia de la nación árabe siguen buscando posibles supervivientes atrapados entre los escombros.

El primer ministro del Líbano, Hassan Diab, ha decretado un día de luto nacional este miércoles por las víctimas de la explosión.

Reacciones internacionales

Las reacciones internacionales por el desastre en Líbano se hicieron sentir a las pocas horas. El Departamento de Estado de EE.UU. expresó su solidaridad señalando que está listo para ofrecer “toda la ayuda posible” y siguen de cerca la situación para determinar si hay ciudadanos estadounidenses entre las víctimas.

Francia e Irán también han ofrecido su ayuda al pueblo libanés.

Por su parte, Israel afirmo que el Gobierno del país no tiene nada que ver con la explosión que sacudió a Beirut. A su vez, fuentes cercanas al movimiento libanés Hezbolá comentaron que las informaciones que circulan sobre el supuesto ataque israelí contra su almacén de armas en el puerto de la capital del Líbano son falsas.

El ministerio de Asuntos Exteriores israelí ha ofrecido ayuda médica humanitaria al Gobierno del Líbano a través de canales internacionales.

 

Fuentes: almayadeen.net / bbc.com / rt.com