Una fuente del Ministerio de Salud de Líbano informó este sábado (08.08.2020) que hay más de 60 personas aún desaparecidas, cuatro días después de la gigantesca explosión que destruyó el puerto de Beirut. Socorristas libaneses, franceses, alemanes, rusos y de otras nacionalidades continúan sus tareas en el lugar de la explosión para intentar hallar supervivientes.

“El número de muertos es de 154, incluyendo 25 personas que aún no han sido identificadas”, dijo el responsable a la agencia de noticias AFP. “Además, tenemos más de 60 personas aún desaparecidas”, especificó. “No estamos seguros de si esas 25 personas aún no identificadas se corresponden con alguno de los 60 desaparecidos”, agregó.

El ministro de Salud afirmó también este sábado que al menos 120 de los 5.000 heridos que dejó la tragedia se encuentran en condición crítica. Cerca de 1.000 de los lesionados han requerido hospitalización, en unos centros asistenciales ya colapsados por la pandemia de coronavirus, algunos de ellos también destruidos o dañados por la explosión.

Decenas de sirios entre las víctimas

En tanto, el funeral masivo que había sido anunciado por grupos civiles fue cancelado y, en su lugar, se realizará una protesta. “La idea del funeral masivo no podrá tener lugar por problemas logísticos, pero será reemplazada por una gigantesca marcha y protestas contra la clase dirigente”, dijeron los organizadores. “La marcha será como un funeral y pedimos a la gente asistir de negro”, añadieron.

En tanto, la embajada de Siria en Líbano informó que al menos 43 sirios murieron en la explosión del martes, cuando un incendio, originado por causas aún desconocidas, causó la explosión de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, que se almacenaban sin las debidas medidas de seguridad en el puerto de la capital libanesa. La onda expansiva se extendió a más de cinco kilómetros de distancia.

 

Fuente: dw.com