Desde el 1 de mayo, Nueva Zelanda no detecta nuevos contagios de Covid-19 en su territorio y , según informan las autoridades del país, solo quedan 23 personas infectadas, pero ninguno de esos casos se produjo en la nación, todos fueron detectados cuando ingresaban al país y ahora se encuentran en cuarentena.

A pesar de los logros, las autoridades instan a no bajar la guardia ante la epidemia. “Lograr 100 días sin contagios en la población es un paso importante. Sin embargo, como todos sabemos, no podemos permitirnos la más mínima negligencia”, dice Ashley Bloomfield, director general de Salud.

El país oceánico, de cinco millones de habitantes, ha contabilizado 1.219 casos de coronavirus y 22 muertes desde que inició la pandemia en la nación en el mes de febrero, su rápida respuesta ante la emergencia y su efectividad para vencer al coronavirus han sido elogiados internacionalmente.

Los neozelandeses han regresado ya prácticamente a la normalidad, se ha eliminado la distancia social e incluso se llevan a cabo eventos culturales y deportivos con público. Los viajeros llegados del exterior deben guardar una estricta cuarentena de 14 días.

La primera ministra, Jacinda Ardern, lanzó este sábado la campaña electoral del Partido Laborista, con un programa centrado en luchar contra los efectos económicos de la pandemia, especialmente en las clases más desfavorecidas.

Las elecciones generales tendrán lugar el 19 de septiembre y Ardern parte como favorita con una alta popularidad reforzada por su gestión de la emergencia.

 

Por Natalia Plazas

Fuente: france24.com