Amnistía Internacional denunció que se registraron más de 30 hechos de violencia institucional en la Argentina durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

El organismo de derechos humanos detalló que todos los episodios denunciados reproducen prácticas abusivas extendidas por parte de las fuerzas de seguridad y menciona algunos de los casos más resonantes. Entre estos se encuentra la desaparición de Facundo Astudillo Castro, el asesinato de Luis Espinoza, en Tucumán y el ataque a una familia Qom en Chaco.

En el inicio del escrito, al que accedió TN.com.ar, la organización expresa su preocupación respecto a que “la mayoría de los casos se produjeron en contextos de vulnerabilidad y/o pobreza“.

 

Siempre según el informe, las fuerzas de seguridad estarían involucradas en el asesinato o desaparición de al menos seis personas durante los últimos cuatro meses.

 

Allí se describe el caso de Espinoza, que el 15 de mayo fue baleado por la espalda en la localidad de Simoca, Tucumán, durante un operativo policial. El crimen involucra a nueve agentes de la fuerza, incluido un subcomisario.

A su vez se menciona el caso de Facundo Astudillo Castro, desaparecido hace más de 100 días. El joven de 22 años intentaba llegar de Pedro Luro a Bahía Blanca pero en el camino fue requisado en un control policial de la Bonaerense y desde entonces poco y nada se sabe sobre su paradero.

“Cuatro miembros de la policía de la provincia de Buenos Aires están bajo sospecha después de una serie de contradicciones en sus declaraciones a los investigadores”, se detalla en el informe, en el que se solicita se realice una investigación internacional urgente sobre la desaparición de Facundo.

Además de estos hechos, y el ataque a una familia Qom en Chaco, Amnistía Internacional registró casos de uso excesivo de la fuerza en la ciudad de Buenos AiresChubutLa PampaMendozaSantiago del Estero Santa Cruz.

“Si bien en muchos de los episodios los poderes ejecutivos dispusieron medidas para separar a los efectivos involucrados, es imperioso que se lleven adelante investigaciones efectivas e imparciales y se sancione a los responsables de violencia estatal“, indica el documento.

Por último el organismo señala que la repetición de estos hechos de violencia “es de suma gravedad institucional” y llama a las autoridades a trabajar de manera coordinada en una estrategia de seguridad integral y con perspectiva de derechos humanos.

 

Fuente: tn.com.ar