El Gobierno de Jordania ordenó el cierre durante una semana de la frontera terrestre con Siria por el repunte de casos de coronavirus detectados en esta zona y decretó que los trabajadores del paso de Jaber sean puestos en aislamiento para evitar una posible expansión de la Covid-19.

El Gobierno de Jordania ordenó el cierre durante una semana de la frontera terrestre con Siria por el repunte de casos de coronavirus detectados en esta zona y decretó que los trabajadores del paso de Jaber sean puestos en aislamiento para evitar una posible expansión de la Covid-19.

La orden de cierre, que entró en vigor en la mañana de este jueves, fue dada por el ministro del Interior, Salama Hamad.

El responsable de Sanidad, Saad Jaber, se encargará de supervisar las medidas que se adopten, según la agencia de noticias oficial Petra.

El primer ministro, Omar Razzaz, encargó a su gabinete que revise la situación en todos los pasos fronterizos terrestres –también con Iraq y Arabia Saudita– por considerar que se han convertido en una vía de entrada del Covid-19 en Jordania.

El gobernante ha llamado a tomarse muy en serio la posibilidad de que haya una segunda ola de casos.

El rey Abdullah II abogó el martes por seguir haciendo de la lucha contra la pandemia una prioridad dentro de la actividad institucional.

Razzaz tachó de preocupante el repunte de positivos a nivel local: 25 entre el martes y el miércoles.

Las autoridades han registrado hasta la fecha más de mil 200 casos positivos, así como once muertes asociadas a la Covid-19.

 

Fuente: almayadeen.net