El senador nacional Oscar Parrilli defendió este viernes el artículo de la Reforma Judicial que propone incriminar en forma directa a los medios de comunicación en denuncias judiciales y afirmó que en el proyecto “no hay ningún artículo contra la libertad de expresión, pero saltaron como leche hervida”.

“Lo que les molesta es que se sepa que los jueces tienen presiones de los medios de comunicación. Nadie puede negar eso. Los medios han pedido meter presos a determinadas personas y les dijeron a los jueces que tenían que fallar o los amenazaron con escraches a los hijos”, señaló.

El artículo 72 del proyecto de Reforma Judicial se conoció el jueves por la noche y dice así: “Los jueces y las juezas de todos los fueros con jurisdicción federal con asiento en las provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, deberán dar estricto cumplimiento a las reglas de actuación que a continuación se indican, en el desarrollo de la función judicial que le ha sido encomendada”.

Luego se enumeran las reglas de actuación de los jueces, y dice que una de ellas, mencionada en el inciso “e”, será la obligación de “comunicar en forma inmediata al CONSEJO DE LA MAGISTRATURA de la Nación cualquier intento de influencia en sus decisiones por parte de poderes políticos, económicos o mediáticos, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o grupos de presión de cualquier índole, y solicitar las medidas necesarias para su resguardo”.

“Si bien (el inciso e) habla de ‘amistades o grupos de presión’, acá es necesario explícitamente hablar de los poderes mediáticos“, dijo Parrilli durante su intervención virtual en el plenario.

Además, reveló que “varios opositores están de acuerdo con la reforma pero por disciplina partidaria tienen que cumplir las órdenes que llegan desde una reposera en la Costa Azul”, en clara referencia al expresidente Macri (según Parrilli)

 

Fuete: clarin.com / TN