El régimen de Nicolás Maduro cerró este viernes el Puente Internacional Simón Bolívar que comunica con Colombia debido a la masiva afluencia de migrantes venezolanos que se habían instalado en el país vecino y que ahora, al perder sus medios de vida por la pandemia de coronavirus, quieren regresar.

“A partir del (…) 21 de agosto, el ingreso a Venezuela a través del Puente Internacional Simón Bolívar será suspendido de acuerdo con la información entregada por las autoridades migratorias venezolanas en las últimas horas”, anunció Migración Colombia en un comunicado.

Las autoridades colombianas indicaron que, “de acuerdo con la información suministrada” por sus pares venezolanos, “el cierre de este paso fronterizo obedece al alto número de ciudadanos venezolanos que permanecen en el estado de Táchira (Venezuela) cumpliendo con las medidas de aislamiento”.

En Táchira y otras zonas fronterizas los migrantes retornados guardan cuarentena antes de continuar su camino hacia otras partes de la geografía venezolana, conforme a las directrices sanitarias del régimen de Maduro.

En respuesta a la clausura del puente internacional, el director general de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, afirmó que “se ha tomado la decisión de suspender el traslado de ciudadanos venezolanos desde el interior del país hacia Norte de Santander, con el fin de evitar embotellamientos y posibles emergencias sanitarias en la región”.

Nos preocupa la integridad y la salud de todas las personas que se encuentran en zona de frontera y, por eso, hemos tomado la decisión de suspender el tránsito de ciudadanos venezolanos hacia el departamento de Norte de Santander”, expresó.

Espinosa avanzó en que se presentará “un nuevo cronograma de traslados” y, hasta entonces, pidió a los migrantes venezolanos que no viajen a la frontera. “Este no es un momento para movilizarse, es un momento para cuidarnos unos a otros”, subrayó.

 

Fuente: infobae.com