Carlos Sánchez Berzaín entrevistado por Nitu Pérez Osuna, en “Plomovisión” afirma que hay que separar la política del crimen y para eso demuestra que los regímenes de Cuba, Venezuela, Nicaragua, la Bolivia de Evo Morales de la que salió el dictador pero no la dictadura y el Ecuador de Correa son delincuencia organizada transnacional (narcotráfico, terrorismo, trata de personas, corruptela…)no son política ni asunto ideólogo. Los partidos del castrochavismo son careta del crimen organizado

 

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín