La página del Ministerio Público de Honduras  también informó que la ATIC había sido advertida previamente sobre el plan de vuelo de la denominada “narcoavioneta” y al hacer seguimiento a esta irregularidad y llegar al sitio donde ocurrió el siniestro, se registró un enfrentamiento entre militares y grupos criminales. No se reportaron heridos.

El cargamento constaba de 16 paquetes de cocaína en embalajes, cuyo pesaje total fue de 489 kilos, informó Galindo. Entre los otros elementos que fueron decomisados figuró un fusil AK-47, un cargador para fusil, una pistola 9 milímetros y un lanzagranadas.

Tanto la droga, como las armas actualmente están “requisadas” por fiscales de la sección antidrogas de la FESCCO y agentes de la ATIC, a la espera del avance de las investigaciones.

Este no sería el primer caso este mes donde Venezuela se ve involucrada en algún decomiso importante, tanto de sustancias ilegales como de armas. Recientemente, autoridades estadounidenses confiscaron un cargamento con armas de alto calibre, en conjunto con al menos 20 000 dólares en efectivo dentro una avioneta con matrícula venezolana en Florida.

El armamento incautado en aquella oportunidad constaba de 18 rifles de asalto con óptica, seis escopetas y al menos 58 pistolas semiautomáticas. Por el hecho fueron arrestados dos venezolanos.

 

Por Milagros Bayer

Fuente: panampost.com