Neuralink, la empresa de Elon Musk centrada en la integración de tecnología de inteligencia artificial en el cerebro humano, anunció una muestra del dispositivo que están desarrollando. Se llevará a cabo el viernes 28 de agosto, a las 19 de la Argentina.

Musk, a través de su perfil de Twitter, compartió el anunció que habla del proyecto con el que pretende desarrollar tecnología y realizar avances que ayuden en casos de daños cerebrales graves y a mejorar los problemas de movilidad en las personas.

Este anuncio sigue a la convocatoria lanzada por el propio Musk en Twitter a a mediados de julio, por la que buscaba a personas que supieran resolver problemas difíciles con teléfonos y dispositivos vestibles, como sellado, procesamiento de señal, carga inductiva, gestión de potencia, entre otros.

En el hilo de esa red social el científico y empresario aseguró que Neuralink permitirá escuchar música directamente en el cerebro a través de un chip o controlar el nivel de hormonas para usarlas en beneficio de las personas.

“Podemos hacer una interfaz cerebro-máquina completa”, dijo Musk junto a miembros de Neuralink durante un evento en San Francisco para mostrar sus avances y reclutar talentos en los campos de software, robótica y neurociencia, entre otros.

La primera versión del proyecto pretende ayudar a los pacientes con problemas de movilidad o con miembros amputados a controlar algunos dispositivos electrónicos como sus teléfonos inteligentes y teclados.

El proyecto puede “lograr una especie de simbiosis con la inteligencia artificial”, aseguró Musk. Su objetivo es que colocar uno de estos implantes en el cerebro sea un procedimiento tan simple como una cirugía láser de la vista.

El empresario aseguró que un vínculo que una las mentes con las máquinas es vital si las personas quieren evitar ser sobrepasadas por la inteligencia artificial que, según él, enfrenta a los humanos al riesgo de quedar relegados a un papel de “gatos domésticos”.

Neuralink mostró anteriormente la primera versión de un minúsculo sensor que puede ser implantado en un cerebro a través de una pequeña incisión hecha por un robot especialmente construido para realizar esta tarea de alta precisión.

Por ahora, el objetivo es que una persona con los implantes controle el teléfono con pensamientos, pero la tecnología puede ser eventualmente extendida a otros aparatos, como brazos robóticos. “Tiene un potencial tremendo”, dijo Musk cuando anunció las últimas novedades del proyecto. El viernes será una nueva etapa en otro de los emprendimientos del hombre detrás de importantes compañías como SpaceX y Tesla.

 

Fuente: tn.com.ar