Conclusiones de Carlos Sánchez Berzaín en el Foro: Delincuencia organizada y Política del Interamerican Institute for Democracy. El siglo XXI en las Américas está marcado por la toma de gobiernos y estados por la delincuencia organizada transnacional del castrochavismo que debe ser tratada como hecho criminal y no político. Los líderes democráticos deben empezar marcando la diferencia con los criminales de la dictaduras de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia/Morales, Ecuador/Correa

 

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín