El ruso Alexei Navalny, opositor a Vladimir Putin, fue envenenado con una sustancia usada en la producción de armas químicas y que pertenece al grupo del agente tóxico Novichok, dijo hoy el portavoz del Gobierno alemán, Stefen Seibert, en base a los exámenes toxicológicos del hospital universitario de La Charité.

Navalny está internado en Alemania, adonde fue trasladado en coma y en un avión medicalizado desde un hospital en Siberia después de que sufriera un colapso. El político entró en coma de forma repentina en un vuelo interno de su país de origen el 20 de agosto y fue examinado inicialmente en la ciudad rusa de Omsk

“Nos consterna que Alexei Navalny haya sido víctima de un atentado con armas químicas”, dijo Seibert en un comunicado.

“El Gobierno alemán condena este atentado de la manera más drástica. El Gobierno ruso está llamado a pronunciarse sobre el caso”, agregó.

La canciller alemana, Angela Merkel, tiene previsto ofrecer una declaración este miércoles sobre la cuestión, y ya estuvo reunida con los ministros de Exteriores, Heiko Maas; Interior, Horst Seehofer; Justicia, Christine Lambert; Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer; Cancillería, Helge Braun; y con el vicecanciller y titular de Finanzas, Olaf Scholz.

El objetivo de la reunión era analizar la evolución del caso Navalny para coordinar los pasos a seguir.

Los primeros exámenes habían encontrado síntomas de que Navalny había sido envenenado pero no se había podido precisar la sustancia que se había utilizado. Por eso, La Charité optó por pedir la colaboración de un laboratorio del ejército alemán para realizar nuevos análisis.

El comunicado de Seibert dice que los resultados no dejan “lugar a dudas” del envenenamiento con una sustancia del grupo de Novichok, que afecta al sistema nervioso. Los médicos que tratan a Navalni y su familia ya fueron informados de los resultados y el Gobierno alemán abordará los mismos con los socios en la UE y en la OTAN y ha tomado contacto con la Organización para la Prohibición de Armas Químicas.

Por su parte, el hospital de la Charité anunció “alguna mejoría” en el estado de Navalni, que sin embargo permanece en coma y con un respirador.

Sin embargo, uno de los desarrolladores del agente nervioso Novichok, Leonid Rink, afirmó que no pudo haber sido envenenado con esa sustancia.

En opinión de Rink, quien habló con RIA Novosti, si Navalny hubiera sido envenenado con Novichok, “habría estado descansando en el cementerio desde hace mucho tiempo” en lugar de entrar en coma.

Otro de los expertos que participaron en la creación del Novichok, Vladímir Úglev, tampoco cree que el opositor ruso presente síntomas compatibles con los de una intoxicación con este agente nervioso.

 

Fuentes. clarin.com / sputniknews.com