La justicia francesa comenzó este miércoles 2 de septiembre el juicio contra los 14 supuestos cómplices de los ataques terroristas contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado judío en París. Los acusados son señalados de haber brindado presunto apoyo logístico, armas y transporte a los autores materiales de los ataques que dejaron 17 muertos en 2015.

Tras más de cinco años de los atentados y un retraso debido a las restricciones por la pandemia del Covid-19, el juicio comenzó en la capital francesa rodeado de fuertes controles de seguridad, medidas sanitarias como el uso obligatorio de cubrebocas y contará con testimonios de las víctimas que serán filmadas.

Las audiencias están preparadas para reabrir un capítulo traumático de la historia francesa reciente, que comenzó el 7 de enero de 2015, cuando dos hermanos, Saïd y Chérif Kouachi, entraron en las oficinas del semanario satírico Charlie Hebdo en París, matando a 12 personas, incluido un oficial de policía. Un día después fue asesinada una agente de policía municipal y el 9 de enero, otro atacante, Amedy Coulibaly,  mató a cuatro personas en un supermercado en el este de París.

Si bien el juicio es de gran relevancia social, también podría resultar traumático por las declaraciones y testimonios de sobrevivientes y familiares de las víctimas que han esperado más de cinco años por justicia. “Esto es completamente nuevo: las primeras semanas de este juicio estarán dedicadas a las palabras de las víctimas”, explicó el fiscal Jean-François Ricard en una entrevista con RFI.

 

Por Alan Austria

Fuente: france24.com / AFP/AP/EFE