La pandemia da por primera vez señales de desaceleración en Brasil

La pandemia del nuevo coronavirus comenzó a dar tímidas señales de ralentización en Brasil, tras una caída en la media de muertes por primera vez desde el comienzo de la crisis, aunque los especialistas piden cautela ante la relajación de las medidas de distanciamiento social y el abarrotamiento de las playas.

Con más de 4,1 millones de casos y 126.650 muertes, Brasil, el segundo país del mundo más azotado por la crisis del nuevo coronavirus en números absolutos, inició una leve curva descendente, pero los expertos coinciden en que todavía es pronto para hablar de una mejora consolidada en un país de dimensiones continentales con más de 210 millones de habitantes.

“Es motivo de celebración, porque por primera vez cuando vemos los datos de forma general hay una caída en las estadísticas, pero tenemos que mirarlo con mucha cautela”, explicó a Efe Mirian Dal Ben, infectóloga y epidemióloga del hospital Sirio Libanés.

La media móvil de nuevas muertes por COVID-19 en Brasil en los últimos siete días fue de poco más de 800 decesos, lo que supone una reducción del 17 % con relación a los dos semanas anteriores, según los datos recopilados por un consorcio de medios de comunicación que reúne diariamente las informaciones de las secretarias regionales de Salud.

Desde el pasado 12 de agosto la media móvil de muertes se situó por debajo mil, mientras que desde el 28 de agosto es inferior a 900, datos que sugieren que Brasil podría haber comenzado una tendencia a la baja tras meses estancado en una elevada meseta.

 

La fuerte advertencia de un experto en química ambiental: “El COVID-19 también se puede transmitir a través de los sistemas de ventilación”

Nueve meses después de aparecer en el escenario global, el nuevo coronavirus COVID-19 todavía se está propagando sin control en todo el planetaSegún los últimos datos suministrados por la Universidad Johns Hopkins, hay 26.9 millones de casos confirmados, 880.500 muertos y alrededor de 18 millones de recuperados a nivel mundial.

En este sentido y desde los Estados Unidos, el prestigioso profesor de química José Luis Jiménez, miembro del Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales de la Universidad de Colorado-Boulder, quien es un investigador muy citado en la literatura científica y pertenece a la Asociación Estadounidense para la Investigación de Aerosoles y la Unión Geofísica Estadounidense, advirtió a la Revista TIME que “el COVID-19 se transmite a través de aerosoles (micropartículas suspendidas en el aire), sistemas de ventilación que no cuenten con los filtros adecuados, y que estar al aire libre es 20 veces más seguro que estar en espacios cerrados”.

Para las autoridades de salud pública de los EEUU, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), es importante que las personas se mantengan separadas entre sí, que se refuerce el lavado de manos, se desinfecten las superficies que se tocan con frecuencia y se use mascarillas, barbijos o tapabocas correctamente. Pero estas medidas, especialmente las máscaras, han sido blanco de críticas, se las ha recomendado y al mismo tiempo desaconsejado, y a diario se escuchan casos en los que las personas no saben cómo se infectaron.

“Es fundamental tener una descripción física clara de las formas en que se transmite el COVID-19, de modo que las personas y las instituciones puedan visualizarlo y comprender cómo protegerse”, apuntó Jiménez, quien detalló que la comunidad científica distingue 3 formas de transmisión: a través de las superficies, las microgotículas que despiden las personas a la hora de toser y/o estornudar, y a partir de aerosoles, que son micropartículas virales deshidratadas que pueden permanecer en el aire suspendidas por un tiempo, por ejemplo en sistemas de ventilación, y sobre todo en espacios cerrados.

 

 

Científicos alertan que la segunda ola de coronavirus en Europa puede ser tan grave como el brote de marzo

España sufre “una segunda ola” de la epidemia de covid-19, que podría llegar al resto de Europa en los próximos días, alerta un estudio de un hospital y una universidad de la región española de Cataluña (noreste).

El Hospital Universitario Germas Trias i Pujol (Can Ruti), de Badalona (Barcelona), y la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) han enviado ya el informe a la Comisión Europea, fechado el 2 de septiembre y conocido este domingo.

Estos centros de investigación explican que la segunda ola es el “efecto de bares y restaurantes podría tener grandes repercusiones en la evolución de las epidemias”, donde las medidas se respetan mucho menos que en otras circunstancias, como la distancia interpersonal de seguridad y el uso de mascarilla.

Con el título “Análisis y predicción del covid-19 para UE-EFTA-Reino Unido y otros países”, el estudio advierte a las autoridades europeas de que el momento actual es crucial para detener la segunda ola y que, en caso contrario, se podría volver a una situación parecida a la de marzo, cuando estalló la transmisión descontrolada del coronavirus.

Los investigadores se preguntan por qué España encabeza en número de casos la segunda ola, un país de altas temperaturas en el verano, cuando se hace más vida al aire libre, pues la tasa de contagio es 20 veces más baja en este caso que en espacios cerrados.

La clave está en que España levantó las restricciones de movilidad, especialmente entre provincias, antes que otros países de la Unión Europea en un momento en que “la tasa de casos positivos podría ser tres veces superior a la que realmente se estaba detectando” y la actividad social se incrementó notablemente, según los investigadores.

Esta apertura temprana explicaría que España haya sufrido antes que otros países los momentos más duros de esta segunda ola, caracterizada por un aumento de casos positivos asintomáticos y una cifra más baja de hospitalizaciones y muertes, aunque los científicos recuerdan que “el virus no ha cambiado y el número de personas inmunizadas es probablemente muy bajo”.

Todo el país permaneció en estado de alarma más de tres meses, desde mediados de marzo pasado, con fuertes limitaciones de movimiento de personas, que se suavizaron gradualmente al final, hasta desaparecer totalmente el día 21.

Las cifras muestran un descenso de los casos positivos en España en los últimos días, aunque los investigadores se muestran reticentes a asegurar que es un cambio de tendencia y esperan que “no se trate de un efecto debido a retrasos en el registro de los datos”.

Es que España sigue distanciada entre los países europeos por número de casos desde que comenzó la pandemia (más de 500.000), seguida por el Reino Unido (más de 340.000) y, sobre todo, por incidencia en los últimos 14 días por cada cien mil habitantes, 216,8 contagios, por delante de Francia (98,2), Rumanía (69,9), Ucrania (65,7), Bélgica (49,2) y Países Bajos (40,4). España también lideraba el 1 de septiembre la incidencia acumulada total por cien mil habitante en Europa, con 1.002 afectados, seguida de Suecia (837), Bélgica (737), Portugal (571), Rumanía (461), Italia (447), Francia (438), Países Bajos (415) y Alemania (292).

 

Con ocho fallecidos y más de 1.100 contagios en 24 horas, Maduro anuncia flexibilización en toda Venezuela

Pese a que Venezuela registró este domingo ocho fallecidos y más de 1.100 contagios, Nicolás Maduro anunció que habrá flexibilización general para todo el país, excepto para los municipios fronterizos, a partir de este lunes y durante 7 días.

Maduro celebró poder tomar esta decisión, al tiempo que dijo que “la próxima meta es disminuir a cero los contagios”.

Es la primera vez, desde que se registró el primer contagio por coronavirus, que Venezuela irá a una flexibilización total, pese a que los números de contagios se mantienen elevados.

 

Autoridades de Reino Unido reportan “preocupante” repunte de contagios por coronavirus

El Reino Unido registró el domingo cerca de 3.000 nuevos casos de coronavirus, un aumento “preocupante”, según el ministro de Sanidad, Matt Hancock.

El país más enlutado de Europa por el virus contabilizó dos nuevos decesos el domingo, llevando el total a 41.551 fallecidos, reseña AFP.

 

India registra un nuevo récord diario de contagios con coronavirus

Este domingo, las autoridades sanitarias de la India reportaron que, en la última jornada, el país confirmó el registro de 90.632 nuevos casos de coronavirus.

Los datos entregados por el Ministerio de Salud dan cuenta de que la cifra de contagios presentada en el último día marca un nuevo récord diario a nivel global.

El número de fallecimientos reportados a consecuencia de la propagación del brote se elevó a 70.626, de los cuales 1.065 fueron confirmados en las últimas 24 horas.

 

Francia reporta 7.071 nuevas infecciones diarias

En la última jornada, Francia registró 7.071 nuevos contagios con coronavirus, frente a los 8.550 reportados el día anterior, más de mil infectados menos que el viernes.

A causa de la enfermedad, en la última semana el número de hospitalizados en el país galo se elevó a los 1.704, de los cuales al menos 288 permanecen en unidades de cuidados intensivos.

El balance total de decesos por el nuevo coronavirus en territorio francés aumentó a 30.701 luego de la muerte de tres ciudadanos en las últimas horas.

 

Australia extiende el confinamiento en el estado de Victoria hasta finales de septiembre

A consecuencia del repunte de los casos, el estado de Victoria, el que más nuevos contagios ha registrado en los últimos días, entrará en una etapa de extensión del confinamiento que irá hasta el 28 de septiembre.

Lo confirmado por las autoridades australianas indica que Melbourne, la capital de dicho estado, se convirtió en el punto de mayores rebrotes, aunque en las últimas horas la tasa de propagación se ralentizó.

“No podemos abrir en este momento. Si lo hiciéramos, perderíamos el control muy rápidamente”, aseguró el primer ministro del estado, Daniel Andrews.

 

Fuentes: infobae.com / ntn24.com / france24.com