Un intruso rompió una botella con producto químico en la oficina de campaña de los aliados del político ruso Alexéi Navalny en la ciudad de Novosibirsk, obligándolos a evacuar el lugar. La ONU pidió al Gobierno de Putin que investigue de forma seria el envenenamiento al líder opositor.

Tres personas fueron tratadas por médicos y al menos una fue llevada al hospital, dijo Sergei Boyko, un político de la oposición y aliado de Alexéi Navalny, que está siendo tratado por un envenenamiento en un hospital alemán.

Boyko, que se presenta a las elecciones del domingo para el consejo de la ciudad de Novosibirsk, en Siberia, dijo que no estaba claro qué sustancia se había lanzado a la oficina de campaña, pero que la policía había dicho que no era tóxica.

El grupo de campaña electoral de Boyko lo describió como un producto “químico cáustico y maloliente”.

Las imágenes de las cámaras de seguridad compartidas por los aliados de Navalny muestran a dos hombres encapuchados corriendo después del incidente. Los activistas estaban reunidos en el sitio para escuchar una charla sobre cómo monitorear las elecciones, dijeron.

Navalny fue admitido en el hospital el mes pasado después de colapsar en un avión entre Moscú y Siberia, donde se reunió con los aliados que se presentarán a las elecciones.

El opositor fue enviado a Alemania para ser tratado en un hospital de Berlín donde los médicos dijeron que fue envenenado con un agente nervioso de la familia del Novichok. El lunes, el líder de la oposición fue sacado de un coma artificial.

Mientras tanto, Rusia sigue sosteniendo que no ha visto ninguna evidencia de que el opositor haya sido envenenado.

La ONU reclama a Rusia esclarecer el envenenamiento de Navalvy

La ONU reclamó este 8 de septiembre al Gobierno de Rusia que investigue de forma seria el envenenamiento del líder opositor Alexéi Navalny o acepte colaborar con una investigación externa, al tiempo que debe aclarar cómo alguien pudo conseguir la rara sustancia con la que se le intentó asesinar.

“Ante la afirmación de los especialistas alemanes de que hay pruebas inequívocas de que Navalny fue envenenando con el agente tóxico Novichok, pedimos al Gobierno ruso que realice una investigación -o coopere plenamente con una- que sea independiente y transparente”, señaló un portavoz de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos.

Michelle Bachelet, representante del organismo, considera que el opositor tiene ahora que ser protegido y que simplemente no se puede aceptar la respuesta de Rusia de que no se trata de un caso de envenenamiento y que, por tanto, no hay nada que investigar.

En otra consecuencia para las relaciones internacionales, el Ministerio de Asuntos Exteriores francés anunció este martes que aplazaba una reunión ministerial con Rusia. Esta noticia llega menos de una semana después de que el ministro de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, publicara un comunicado pidiendo a Rusia “establecer sin demora las circunstancias” del envenenamiento de Navalny.

 

Fuentes: AFP / EFE / france24.com