El Gobierno de Alexander Lukashenko informó este viernes que elaboró una lista de individuos que ahora tienen prohibido ingresar al país y llamó a consultas a varios embajadores. Minsk también canceló la acreditación de todos los periodistas extranjeros. Las medidas se producen como retaliación a las sanciones que horas antes impuso la Unión Europea.

De señalado a ejecutor de sanciones. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Belarús anunció sus propias medidas contra funcionarios de la Unión Europea horas después de que el bloque impusiera sanciones inmediatas por el presunto fraude electoral del pasado 9 de agosto que le dio al presidente Alexander Lukashenko un nuevo mandato consecutivo, tras estar 26 años en el cargo, y por la represión a las manifestaciones que exigen su renuncia.

“La parte bielorrusa, a partir de hoy, pone en vigor una lista de sanciones de represalia”, señaló el Gobierno en un comunicado, en referencia a los funcionarios de la Unión Europea, Reino Unido y Canadá, a los que prohíbe la entrada a su territorio. Sin embargo, no reveló la cantidad de involucrados ni sus identidades.

“Por supuesto, estamos introduciendo restricciones simétricas a una serie de funcionarios del Reino Unido y Canadá”, señaló el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Anatoli Glaz.

La Administración de Lukashenko agregó que, si la UE aumenta aún más “el volante de las sanciones”, podría haber “consecuencias más graves”, como la retirada de Belarús de programas y proyectos conjuntos y la revisión de sus relaciones diplomáticas con el bloque.

“Belarús siempre está, en palabras y hecho, en contra de la confrontación. Estamos a favor del diálogo y la comprensión. Pero como Estado soberano, también estamos decididos, sin arrepentimiento, a responder a acciones hostiles para defender naturalmente nuestros intereses nacionales”, indicó la nota oficial.

Además, Minsk informó que retira las acreditaciones existentes de todos los periodistas extranjeros en su país y que deberán volver a aplicar a la autorización, según las nuevas reglas.

Estados Unidos se sumó este viernes a la decisión de Bruselas. El Departamento del Tesoro informó que impuso bloqueos financieros a ocho funcionarios bielorrusos, incluido el ministro del Interior.

Belarús pide reducir misiones diplomáticas; Lituania y Polonia lo rechazan

Como parte de su respuesta, Belarús retiró a sus embajadores en Lituania y Polonia, de acuerdo con un comunicado de la agencia estatal de noticias Belta. Asimismo, pidió a sus gobiernos que reduzcan de manera drástica el número de diplomáticos de Vilnius y Varsovia en Minsk.

Sin embargo, las autoridades de los dos países se negaron. “No vamos a convocar a nuestros embajadores para consultas y definitivamente no haremos nada para reducir el personal (…)No nos interesa reducir nuestro canal de comunicación”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores de Lituania, Linas Linkevicius.

Estos anuncios fueron hechos luego de que en la asamblea extraordinaria de la Unión Europea los países miembros anunciaran “sanciones inmediatas” contra alrededor de 40 funcionarios bielorrusos, acusados de presuntamente manipular los resultados de las elecciones del pasado 9 de agosto que le dieron a Lukashenko la victoria con el 80 % de los votos, o de estar involucrados en la represión contra los manifestantes pacíficos que exigen la renuncia de quien es llamado por sus críticos como “el último dictador de Europa”. Sin embargo, en el paquete de sanciones económicas y de prohibición de tránsito no aparece el nombre de Lukashenko.

Belarús está en el centro de la controversia por las denuncias de fraude en las pasadas elecciones del 9 de agosto, la arremetida de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes y el arresto o exilio de varios de los dirigentes de la oposición.

 

Por Yurany Arciniegas Salamanca

Fuente: france24.com