Dady Brieva fue denunciado penalmente este martes por sus declaraciones sobre el banderazo realizado el lunes 12 de octubre en contra del gobierno de Alberto Fernández, que tuvo como epicentro el Obelisco. “Unas ganas de agarrar un camión y jugar al bowling por la 9 de Julio”, había expresado el humorista en su programa radial.

Una de las presentaciones ante la Justicia fue hecha por el abogado particular y profesor de la Universidad de Buenos Aires, Alejandro Sarubbi Benítez, por considerar que la declaración de Brieva tiene “una gravedad particular considerando que, como él mismo expresa y expone en todas sus redes sociales, es un militante de la fuerza política que gobierna en la actualidad a nivel país.”

“Desde el punto de vista de lo social en democracia no resulta admisible de ningún modo que la reacción ante manifestaciones, comentarios o eventos que no son del paladar de uno u otro militante de algún espacio político sea la de amenazar de muerte a los disidentes”, señaló en un texto publicado en su cuenta de Twitter.

Asimismo el letrado indicó: “El aquí denunciado, como se sabe, es una persona pública, mediática, hombre de los medios de comunicación, y para muchos, interlocutor autorizado. Por eso, cuando él llama livianamente a exterminar personas con un camión, sabe de primera mano lo que hace”.

“Vivimos en un Estado constitucional de derecho que le garantiza la libertad de expresión a todos por igual, lo cual es sano, razonable y deseable, pero ello de ningún modo implica impunidad”, completó el abogado en su presentación, al tiempo que solicitó que se ordene un informe pericial integrador para determinar el estado de salud mental de Brieva, y para determinar el nivel de peligrosidad para sí o para terceros.

También pidió que se ordene el secuestro de las computadoras y teléfonos celulares del actor y se le ordene retractarse públicamente por sus dichos y se disculpe con las víctimas del terrorismo y con la sociedad en general. Además de pedir que se le exija realizar talleres de tolerancia social “a los fines de evitar que en el futuro vuelva a amenazar, amedrentar, discriminar y banalizar las víctimas del terrorismo y de la intolerancia en todas sus formas”.

Una segunda denuncia

A la denuncia de Benítez se le suma la presentada por el espacio político Mejorar, integrado por Yamil Santoro, Darío Lopérfido y Javier Romano, desde donde pidieron que se inicie una investigación para determinar si el exintegrante del trío Midachi incurrió en el delito de incitación a la violencia.

En el escrito de tres carillas dado a conocer en redes sociales, solicitaron a la Justicia que se investigue al cómico por incitación a la violencia, delito tipificado en artículo 212 del Código Penal y que prevé una pena de tres a seis años de prisión.

Los dichos de Dady

En su programa radial Volver Mejores (El Destape Radio) el humorista se refirió al banderazo convocado el 12 de octubre en contra de las medidas del gobierno de Alberto Fernández. Al ver las imágenes de los manifestantes lanzó al aire: “Unas ganas de agarrar un camión N1 619 y jugar al bowling por la 9 de Julio, no te das una idea”. Luego agregó: “Hay una Argentina que debería estar unida, pero no lo está y no es por culpa nuestra”.

Con un tono fastidioso por todas las imágenes televisivas que estaba observando por el banderazo en varios puntos de la Argentina, Brieva se preguntó al aire: “¿Hasta cuándo vamos a aguantar? ¿Cuál va a ser el límite? Me parece que estamos soportando mucho por esto de querer el bien… Me parece que estamos aguantando mucho la cantidad de cascotazos que diariamente (nos tiran) desde las 7 de la mañana”. Estas declaraciones provocaron un enorme repudio en sectores de la oposición.

 

Fuentes: tn.com.ar / La Nación