La entidad informó este 13 de octubre que su junta ejecutiva aprobó 12.000 millones de dólares en nuevos fondos, destinados para que los países en desarrollo financien la compra y distribución de vacunas, las pruebas y los tratamientos contra la pandemia del Covid-19. Entretanto, la Unión Europa adoptó una respuesta coordinada para las restricciones de movilidad en el espacio común frente a la pandemia.

Con una serie de “recomendaciones” que no serán obligatorias, el bloque europeo busca dar una respuesta común entre sus países miembro a las limitaciones de movilidad para evitar medidas unilaterales entre los 27 Estados de la Unión.

Simultáneamente varios países europeos, entre los cuales Francia, Italia o Chipre ponen en marcha nuevas medidas para restringir los contagios a medida que estos continúan aumentando drásticamente en varios países del continente.

A escala mundial y según reflejan los datos de la Universidad Johns Hopkins, al menos 38 millones de personas se han contagiado del nuevo coronavirus, de las cuales más de 1.084.000 han perdido la vida a causa de la enfermedad y cerca de 26 millones se han curado.

El plan del Bando Mundial permitirá el acceso rápido a las vacunas, una vez sean aprobadas por las autoridades sanitarias para combatir el Covid-19. El organismo, con sede en Washington, estima que este dinero facilitará la vacunación de “hasta mil millones de personas” en los países en desarrollo.

La aprobación de los fondos anunciados este martes por la junta ejecutiva de la entidad forma parte de un paquete de ayudas de hasta 160.000 millones de dólares hasta junio de 2021, enfocado en superar la pandemia.

“El acceso a vacunas seguras y eficaces y a sistemas de suministro reforzados es fundamental para cambiar el curso de la pandemia y ayudar a los países que se enfrentan a efectos económicos y fiscales catastróficos a avanzar hacia una recuperación”, aseguró el presidente del Banco Mundial, David Malpass, en un comunicado.

Aunque aún no ha sido aprobada una vacuna, seis se encuentran en las etapas avanzadas de ensayos clínicos y el objetivo de este programa es adelantarse, debido a que el proceso de distribución de la vacuna para una enfermedad que afecta a todo el planeta será complejo, según prevé el Banco Mundial, tras su experiencia en otros proyectos de vacunación ante enfermedades como el sarampión y en la gestión de la crisis del ébola.

 

Por Natalia Plazas y Luis Mendez Urich

Fuente: france24.com