Al menos 1.100.056 personas han muerto, de un total de 38.997.267 casos de contagio. Cerca de una quinta parte se han producido en Estados Unidos, el país más enlutado en el mundo, con 217.798 muertos y 7.985.356 contagios. Le sigue Brasil, con 152.460 decesos y 5.169.386 casos, India (112.161 muertos, 7.370.468 casos), México (85.285, 834.910) y Reino Unido (43.293, 673.622).

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES DEL DR. DREXLER

Sobre la importancia de las mascarillas

“Mientras no tengamos una vacuna, sigue siendo muy importante el uso de la mascarilla. Es un símbolo de solidaridad con el prójimo. Un escudo sencillo y al alcance de todos. La evidencia de que funciona es cada vez mayor. Probablemente a nadie le gusta usarla, pero hay que recordar que podemos ser asintomáticos y, al mismo tiempo, contribuir a que otros se infecten”.

Sobre las lecciones de la primera ola en América Latina

Los países latinoamericanos deberían preparar y fortalecer mejor sus sistemas de salud pública. También trabajar en la descentralización de la salud para que funcione no solo en la capital. Esa sería una gran lección, y ojalá sea parte del aprendizaje de América Latina. Veremos si se llega a implementar.

Sobre el peligro que el coronavirus mute y la vacuna ya no sirva

Ese es un gran interrogante. Según propios análisis, yo creo que el riesgo de que el virus mute lo suficiente para escapar de la inmunidad inducida por la vacuna en la población es muy bajo. El virus de influenza A cambia muy rápidamente sus proteínas, pero los coronavirus no. Los coronavirus, incluyendo probablemente el SARS-CoV-2, tienen una proteína que corrige errores en su genoma.

 

Fuente: dw.com