Seis miembros de la agencia de inteligencia militar rusa GRU fueron inculpados en Estados Unidos por ciberataques globales, entre ellos se enlistan la red eléctrica de Ucrania, las elecciones en Francia en 2017 y los Juegos Olímpicos de Invierno de Corea del Sur en 2018, anunció este lunes (19.10.2020) el Departamento de Justicia estadounidense.

Estos agentes “son acusados de llevar a cabo la serie de ataques informáticos más disruptivos y destructivos jamás atribuidos a un solo grupo”, dijo John Demers, fiscal general adjunto de Estados Unidos, en una conferencia de prensa.

Además de Francia, Ucrania y Corea del Sur, los seis miembros de la GRU también fueron acusados de organizar un ataque de malware denominado NotPetya, que en junio de 2017 infectó computadoras de empresas de todo el mundo, causando pérdidas por casi 1.000 millones de dólares solo en tres firmas estadounidenses.

Demers dijo que miembros de la misma unidad de la GRU habían sido acusados anteriormente de intentar interferir en las elecciones estadounidenses de 2016, pero que “no había alegaciones de injerencia electoral” en esta acusación sobre los comicios de 2020.

Por ello, el director adjunto del FBI, David Bowdich, remarcó que Moscú “es un adversario informático con gran capacidad, y la información revelada muestra lo generalizado y destructivo que sus acciones cibernéticas realmente son”.

La acusación de los seis, ninguno de los cuales está bajo custodia estadounidense, fue presentada por un gran jurado federal en Pittsburgh, Pensilvania, donde los hackers de NotPetya supuestamente atacaron hospitales.

Los cargos incluyen conspiraciones para cometer fraudes y abusos informáticos, fraudes, daños a computadoras protegidas y robo de identidad agravado.

Reino Unido se sumó a las acusaciones por Olímpicos y Paralímpicos de Tokio

Por su parte, el Ministerio de Exteriores del Reino Unido acusó a la GRU de haber llevado a cabo ciberataques contra los organizadores de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020. Agentes rusos fijaron como objetivos de sus “reconocimientos cibernéticos” a miembros de la organización de los Juegos, empresas de logística y patrocinadores relacionados con ellos, indicó el Foreign Office en un comunicado.

“Las acciones del GRU contra los Juegos Olímpicos y Paralímpicos son cínicas e imprudentes. Las condenamos en los términos más enérgicos”, afirmó el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, que aseguró que Londres continuará trabajando con sus aliados para “identificar y contrarrestar futuros ciberataques maliciosos”.

Los Juegos de Tokio se iban a celebrar el pasado verano, pero debido a la pandemia coronavirus se han pospuesto hasta julio de 2021.

 

Fuente: dw.com