Durante la visita del primer ministro iraquí Mustafla Al-Kazemi a Berlín, Merkel dijo que Daesh sigue siendo una amenaza para la región y, por supuesto, para el exterior.

Agregó que su país tiene la intención de continuar ayudando a Iraq para lograr  la estabilidad y la seguridad, así como el crecimiento económico. “Por supuesto, quiero dejar en claro que Alemania está estrechamente relacionada con Iraq”, declaró.

Por su parte, el primer ministro iraquí señaló que viajó a Berlín para confirmar el compromiso de Iraq de establecer relaciones estrechas y la aspiración de una verdadera asociación con Alemania.

Al-Kazemi indicó que se había elaborado un ambicioso programa para reestructurar y construir la economía iraquí. Aseveró que se está acercando la segunda fase de la hoja de ruta para el desarrollo de la electricidad en Iraq con la participación de empresas alemanas.

También afirmó que espera fortalecer los esfuerzos de seguridad y cooperación militar con Alemania, beneficiarse del apoyo financiero y organizar elecciones libres y justas. Enfatizó que el mundo atraviesa tiempos difíciles debido a la pandemia de Covid-19.

El ejército alemán está participando actualmente con unos 270 soldados en la lucha contra Daesh en Iraq. La semana que viene, el parlamento alemán tiene la intención de extender el mandato a 500 soldados, por un período de 15 meses.

 

Fuente: almayadeen.net