Bolivia fue llevada a una emboscada en estas elecciones del 18 de octubre del 2020, donde los ciudadanos fueron a las urnas en medio el sistema de la dictadura: constitución, leyes, jueces de la dictadura y padrón electoral que dejó la dictadura, sin República y sin sufragio universal. Los opositores funcionales ni siquiera esperaron el resultado oficial y se declararon perdedores. Entrevista en “Globo Miami”

 

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín