Rusia e Irán obtuvieron información de los votantes estadounidenses y tomaron medidas para influir en la opinión pública antes de las elecciones del 3 de noviembre, anunció el miércoles el director de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe.

Ratcliffe dijo que Irán había enviado específicamente correos electrónicos “falsificados” a los estadounidenses “diseñados para intimidar a los votantes, incitar a la agitación social y dañar al presidente Trump”.

Dijo que Irán también había distribuido un video que implica que las personas pueden enviar boletas fraudulentas, incluso desde fuera de Estados Unidos.

Ratcliffe dijo que tanto Irán como Rusia buscan utilizar la información obtenida “para comunicar información falsa a los votantes registrados que esperan que cause confusión, siembre el caos y socave la confianza en la democracia estadounidense”.

“Estas acciones son intentos desesperados de adversarios desesperados”, dijo.

El anuncio se produjo después de que los votantes demócratas registrados informaron haber recibido correos electrónicos con direcciones personales en nombre del grupo de milicias armadas Proud Boys.

“Votarás por Trump el día de las elecciones o te perseguiremos”, decían los correos electrónicos.

Ratcliffe, con el director del FBI Christopher Wray a su lado, no explicó cómo los rusos e iraníes habían obtenido la información de los votantes, o cómo los rusos podrían estar usándola.

Wray enfatizó que los sistemas electorales estadounidenses siguen siendo seguros y “resistentes”.

“Tenga la seguridad de que estamos preparados para la posibilidad de acciones de aquellos que son hostiles a la democracia”, dijo Ratcliffe.

 

Fuente: ntn24.com