Lo que estamos viviendo en Bolivia es un gran fraude electoral de sistema y de hecho, en complicidad con una oposición funcional y el gobierno interino de Jeanine Añez. Bolivia es el eslabón de una cadena de crímenes para simular elecciones y mantener las dictaduras en América Latina, se busca tener el mismo efecto en Venezuela, Ecuador y Nicaragua. Entrevista con Dámaso Jiménez, Darwin Chávez y Francisco Rojas.

 

Fuente: Carlos Sanchez Berzaín