El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las fuerzas azerbaiyanas atacaron este miercoles el hospital de maternidad de Stepanakert, capital de Nagorno Karabaj, según denunciaron medios locales, mientras las autoridades todavía no han reportado cifras de víctimas.

Azerbaiyán continúa la serie de crímenes de guerra. Hoy sus Fuerzas Armadas atacaron el Hospital de la Maternidad en Stepanakert con un bombardeo aéreo”, denunció el Centro de Información Unificada de Armenia, junto a fotos del edifico en ruinas.

Al respecto, el ministro de Salud armenio, Arsen Torosyan, reclamó a la comunidad internacional que “condene este acto de terrorismo”.

Antes, el Ejército de Defensa armenio informó que el adversario había violado flagrantemente los acuerdos sobre el alto al fuego y reanudó el bombardeo de asentamientos civiles. El miércoles por la mañana, las fuerzas azerbaiyanas aplicaron el lanzacohetes múltiple Smerch en dirección a la ciudad de Shushi y la capital Stepanakert. Como resultado del ataque, un civil murió y dos resultaron heridos en Shushi.

Azerbaiyán, con apoyo de Turquía y mercenarios sirios y libios desplegados por Ankara, inició una guerra contra Karabaj el 27 de septiembre. Desde que estalló el conflicto en el enclave separatista armenio en territorio de Azerbaiyán, un total de 37 civiles fallecieron en el Karabaj y 118 resultaron heridos, señaló el defensor del Pueblo karabají, Artak Beglarian.

Además, según el Ministerio de Defensa, un total de 963 soldados del ejército local murieron en combate.

En el lado azerbaiyano, han fallecido 65 civiles y 297 han resultado heridos en las casi cuatro semanas que dura ya la guerra, según la Fiscalía General.

Días atrás, Estados Unidos anunció que Armenia y Azerbaiyán habían acordado un “alto el fuego humanitario”, en el marco del conflicto de Nagorno Karabaj, y que el acuerdo comenzaría a regir a partir del lunes pasado.

En un comunicado conjunto distribuido en Washington y firmado por los Gobiernos de Estados Unidos, Armenia y Azerbaiyán, los dos países “reafirman su compromiso de implementar y cumplir el alto el fuego humanitario que acordaron en Moscú el pasado 10 de octubre”, que no ha sido respetado.

El mandatario norteamericano, Donald Trump, se hizo eco del acuerdo y felicitó a ambas partes con un mensaje en su cuenta de Twitter. “Felicitaciones al Primer Ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, y al Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, que acaban de acordar un cese del fuego efectivo a medianoche. Se salvarán muchas vidas”, escribió el presidente que agregó estar “orgulloso” de su equipo de Gobierno.

El Grupo de Minsk de la OSCE -integrado por Estados Unidos, Rusia y Francia- emitió un comunicado en el que indicó que los copresidentes y ministros de Relaciones Exteriores de esos países “acordaron reunirse nuevamente en Ginebra el 29 de octubre para discutir, llegar a un acuerdo y comenzar la implementación, de acuerdo con un cronograma que se acordará, de todos los pasos necesarios para lograr un arreglo pacífico del conflicto de Nagorno Karabaj de acuerdo con los principios básicos aceptados por los líderes de Azerbaiyán y Armenia”.

Además, los tres países recordaron a Armenia y Azerbaiyán los compromisos asumidos en las últimas semanas: “Los copresidentes instaron a las partes a tomar medidas inmediatas para implementar todos los aspectos de la Declaración Conjunta de Moscú del 10 de octubre de conformidad con sus compromisos, y señalaron que habían reafirmado estos compromisos con París el 18 de octubre. Los Copresidentes también recordaron a las partes de la declaración conjunta del 1 de octubre de 2020 del presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, el presidente francés Emmanuel Macron y el presidente ruso Vladimir Putin, así como la declaración conjunta del 5 de octubre del secretario de Estado de los Estados Unidos de América, Michael R. Pompeo, el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, y el ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Sergey Lavrov, pidiendo a las partes que cesen las hostilidades de inmediato y reanuden las negociaciones sustantivas para resolver el conflicto de Nagorno-Karabaj bajo los auspicios de los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE”.

Por otro lado, con una investigación in situ en la región de Nagorno Karabaj en octubre de 2020, Human Rights Watch (HRW) logró detectar cuatro incidentes en los que tropas de Azerbaiyán dispararon municiones de racimo, ampliamente prohibidas por el derecho internacional, en áreas residenciales.

 

Fuentes: infobae.com / AFP / EFE / Europa Press