Hunter Biden, hijo del candidato presidencial, Joe Biden, se encuentra bajo una investigación criminal del FBI por lavado de dinero. Inclusive podría estar incluido el propio candidato demócrata.

La información fue revelada por el periodista estadounidense James Rosen, quien agregó que varios socios de Biden serían parte de dichas averiguaciones.

«EXCLUSIVO: Un funcionario de @TheJusticeDept confirma que en 2019, el @FBI abrió una investigación criminal sobre ‘Hunter Biden y sus asociados’, centrada en acusaciones de lavado de dinero, y que permanece abierta y activa hoy», dijo Rosen en su cuenta de Twitter.

El periodista de Sinclair Broadcast Group hizo referencia a Tony Bobulinski, ex socio de Biden, quien ya ha confirmado la veracidad de los correos que salieron a la luz y demuestran los negocios ilícitos que mantenía con China.

«Los hechos expuestos a continuación son verdaderos y precisos», afirmó Bobulinski recientemente.

«No son ninguna forma de desinformación nacional o extranjera. Cualquier sugerencia opuesta es falsa y ofensiva. Soy el destinatario del correo electrónico publicado hace siete días por el New York Post. El correo electrónico es genuino», declaró el ex socio del hijo de Joe Biden.

Rosen agregó que Bobulinski, fue interrogado durante cinco horas por seis agentes del FBI, incluyéndolo como testigo material del caso, además revisaron su celular.

Si bien la revelación es una novedad, las averiguaciones comenzaron en 2019, por lo cual el FBI ya venía siguiendo los pasos de Hunter Biden.

Incluso pudieran incluir al candidato demócrata a la presidencia de EE. UU, Joe Biden, así lo apuntó Rudy Giuliani, abogado personal del presidente, Donald Trump.

El expediente Biden

Cada vez salen a la luz más detalles del caso que involucra a Hunter Biden y a su padre, donde habrían lavado millones de dólares en beneficio propio, usando las influencias de Joe Biden cuando fue vicepresidente de Barack Obama.

Los negocios turbios también involucran a Rusia y Ucrania. Según un informe revelado por el Senado de EE. UU., el hijo de Joe Biden, recibió $3,5 millones de dólares de Elena Batúrina, segunda esposa del exalcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, señalada de recibir contratos ilegales de construcción.

No queda ahí, el hijo del candidato recurrió a una empresa de gas ucraniana para hacer negocios gracias al poder de su padre en la Casa Blanca.

El peligro es claro para la soberanía de Estados Unidos, de ganar Joe Biden los ciudadanos tendrían un presidente enriquecido con negocios ilícitos y con un fuerte lazo el comunismo.

Recientemente el Daily Caller News Foundation reveló cómo se planteaba una inversión en un oleoducto desde Venezuela. Dicha propuesta fue presentaba por un consorcio de Biden a la compañía de energía CEFC China Energy.

El documento indica que usando a Colombia como puente, se planteaba una inversión en un oleoducto desde Venezuela, que no podría haberse concretado sin la aprobación del dictador Nicolás Maduro.

Mientras todo esto pasa, el candidato demócrata ha negado estar involucrado en negocios con otros países. Aunque no ha negado ni confirmado la veracidad de los correos divulgados por New York Post.

 

Por Oriana Rivas

Fuente: panampost.com