El pasado viernes, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural mexicana publicó en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) una propuesta de decreto presidencial que aunque habla de “la posibilidad de no otorgar permisos” al maíz transgénico no lo prohíbe.

El decreto, según la carta abierta, “atenta contra México” y “violenta los principios de transformación” que promulga el Gobierno.

Además, contradice “sus dichos, promesas y convicciones de ‘prohibir el maíz transgénico’, de prohibir progresivamente el uso del herbicida glifosato, y transgrede los objetivos de alcanzar la autosuficiencia y soberanía alimentaria”.

 

ONGs piden nuevo modelo agroalimentario y nutricional

Por ello, las asociaciones firmantes urgieron al presidente a retirar el decreto publicado en la Conamer y a que “se reelabore la propuesta acorde con sus promesas y los acuerdos políticos que indicó se habían alcanzado con las otras secretarías y organismos reguladores involucrados”.

Los grupos ecologistas pidieron también a López Obrador que asegure que “que de manera progresiva se prohibirá el uso de glifosato hasta su eliminación total en 2024”, algo a lo que también se comprometió.

“Es indispensable aplicar el principio precautorio ante los riesgos del glifosato y el maíz transgénico, y atender la evidencia científica compilada por las autoridades”, consideraron. Las asociaciones adujeron estar “ante la oportunidad histórica de iniciar un proceso de transformación en el campo y el país, a través de un nuevo modelo agroalimentario y nutricional, que asegure el derecho de las y los mexicanos a producir y consumir alimentos sanos”.

Asimismo, reclamaron al presidente “ser consecuente” con los acuerdos internacionales alcanzado por México en materia medioambiental y de regeneración del planeta, tales como el Acuerdo de París.  En menos de dos años de Administración, López Obrador ha nombrado tres secretarios de Medio Ambiente diferentes; actualmente ocupa el cargo María Luisa Albores.

 

Fuente: dw.com