El megatifón Goni ya azota con fuerza el este de Filipinas, después de que tocara tierra en el archipiélago la madrugada de este domingo en la isla Catanduanes, según se aprecia en una serie de vídeos publicados en las redes sociales por organismos e internautas. Hasta el momento, ha dejado al menos siete muertos.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM, por sus siglas en inglés) ha compartido una grabación obtenida en la ciudad oriental de Sorsogón en la que se aprecia el efecto de los fuertes vientos y las intensas lluvias. “Los equipos de la OIM están a la espera y listos para brindar apoyo en la respuesta de emergencia“, reza la publicación.

Escenas similares pueden verse en el vídeo publicado por la agencia de ayuda humanitaria Care Philippines, que muestra la localidad de Camarines Sur, en la provincia de Camarines Sur, perteneciente a la región de Bícol.

En otros vídeos subidos por internautas se ve cómo los árboles y los cables de la red eléctrica son sacudidos con fuerza por el tifón. Asimismo, se aprecia cómo el fenómeno meteorológico inunda parcialmente el malecón de San Jose, en la localidad de Camarines Sur.

Para las próximas 12 horas se esperan “vientos violentos” de efectos “catastróficos” —que ya han alcanzado los 225 kilómetros por hora—, así como “lluvias torrenciales”, en la región de Bicol, que cubre el extremo sur de la isla principal de Luzón y Catanduanes.

“Parece que tendremos vientos realmente fuertes, lo que aumentará las posibilidades de inundaciones y deslizamientos de tierra generalizados”, indicó Mark Timbal, portavoz del Consejo Nacional de Gestióm y Reducción del Riesgo de Desastres. Asimismo, precisó que están monitoreando los volcanes Mayon y Taal “en busca de posibles flujos de lodo volcánico”.

Casi un millón de personas han tenido que abandonar sus hogares en la región de Bicol, mientras se esperan marejadas ciclónicas potencialmente mortales de más de tres metros de altura en distintos puntos de la costa, que podrían inundar áreas bajas. También se espera una marejada ciclónica de hasta tres metros en las zonas costeras de Manila, la capital filipina.

Los expertos meteorológicos creen que el Goni, la tormenta tropical más fuerte registrada en lo que va de año, se debilitará al cruzar el sur de Luzón y entre en el mar de la China Meridional en las primeras horas del lunes.

 

Fuente: rt.com