Las autoridades austriacas ya confirmaron que el ataque tuvo un carácter terrorista y reportaron una segunda víctima. Uno de los fallecidos parece ser uno de los asaltantes. Aunque en un principio se pensó que podría tratarse de un ataque a una sinagoga, todo parece indicar que fueron hasta seis ataques en una zona concurrida de bares y restaurantes de la capital austriaca.

Al menos siete personas han muerto en una serie de atentados terroristas con armas de fuego en seis puntos del centro de Viena, que las autoridades advierten siguen su curso, por lo que se ha pedido a la población que no salga a la calle. Los fallecidos son un civil y uno de los atacantes. De acuerdo con la policía, los tiroteos comenzaron sobre las ocho de la tarde, hora local.

Varios testigos aseguraron que varios hombres armados abrieron fuego en una zona habitual de bares y restaurantes en el centro de la capital austriaca, un lugar donde también se sitúa una sinagoga. Hasta el momento, las autoridades han reportado 15 heridos, de los cuales siete están en una condición grave.

“Somos víctimas de un despreciable ataque terrorista en la capital federal que aún está en curso”, dijo el canciller austriaco Sebastian Kurz horas después de que se produjeran los disparos. “Todavía hay varios perpetradores en fuga”. Kurz también elogió a la policía por matar a uno de los atacantes.

El ministro del Interior de Austria, Karl Nehammer, informó que varias personas que portaban armas largas participaron en los ataques y señaló que hay heridos. Hasta el momento está confirmada la muerte de dos personas, pero esta cifra podría ascender, según indicó el funcionario.

El ataque se produjo en una noche en la que los vienenses salieron para disfrutar de las últimas horas antes del confinamiento previsto debido a la pandemia del coronavirus. Los bares y restaurantes del centro de la capital tenían una afluencia notable, dentro de las medidas permitidas por las autoridades.

Por las redes sociales han circulado decenas de vídeos en los que se escuchan disparos, se ve a hombres armados y a personas refugiadas en los bares de la zona.

A pocos cientos de metros se encuentra la afamada Ópera de Viena, donde hoy se presentó la última función antes el confinamiento, con el cierre del teatro hasta al menos el 30 de noviembre. Los mil asistentes en la función seguían cerca de la media noche dentro del teatro por razones de seguridad, según relató a EFE una de las personas recluidas allí.

40 años sin sufrir un atentado terrorista

Viena no es un lugar habitual donde sucedan ataques terroristas de ninguna índole en Europa. El último atentado terrorista vivido en Viena fue el 29 de agosto de 1981, precisamente contra la sinagoga central (Stadttempel), donde un comando de terroristas palestinos mató a dos personas.

La capital austríaca, con cerca de 2 millones de habitantes, es uno de los tres centros de Naciones Unidas y sede de otros organismos internacionales, como la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) o la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

 

La Policía de Viena está llevando a cabo un operativo en respuesta a una serie de atentados que tuvo lugar la noche de este lunes en la capital austriaca.

La Policía confirmó seis lugares diferentes donde se produjeron los disparos.

El ministro del Interior de Austria, Karl Nehammer, calificó de ataque terrorista el tiroteo y agregó que fue llevado a cabo por varios autores. “Por el momento puedo confirmar que creemos que se trata de un aparente ataque terrorista”, dijo el ministro, señalando que se cree que el tiroteo dejó varios muertos y heridos.

Medios reportan de que al menos siete personas han sido asesinadas a tiros, entre ellos un oficial de policía, después de que al menos tres atacantes abrieran fuego cerca del centro comunitario judío, una sinagoga y restaurantes cercanos. No obstante, la Policía de momento no ha confirmado esta información.

En varios videos que se han difundido por la Red después de los ataques se pueden oír múltiples disparos. En uno de ellos se ve un hombre vestido de blanco armado con un rifle automático. En las imágenes se observa como el presunto autor del atentado corre por una calle, luego se detiene, abre fuego y continúa andando. Otras grabaciones muestran una fuerte presencia policial en el lugar de los hechos. RT no publica los videos a petición de la Policía de Viena, que ha pedido a la ciudadanía no divulgar ninguna imagen de los hechos.

“Si tiene imágenes de cualquier tipo del tiroteo en el centro de la ciudad de Viena, cárguenlas en este enlace, ¡no las compartan en las redes sociales! ¡De esta manera pueden apoyarnos!”, publicó la Policía en su cuenta de Twitter.

 

Fuentes: france24.com / rt.com / Dky News / Al Jazeera / The Sun