El ex vicepresidente de EEUU Joe Biden y la candidata a ocupar ese puesto, Kamala Harris, se adelantan a unos resultados que no acaban de llegar. Los demócratas están tan cerca de hacerse con los 270 votos electorales necesarios para obtener la presidencia, que ya han creado un sitio web para la transición.

Se puede decir que el candidato a la presidencia y la senadora californiana se han puesto manos a la obra no desde el minuto cero, sino desde antes. Actualmente en el sitio web llamado Transición Biden-Harris se puede ver una imagen del demócrata que encabeza un pequeño texto.

En unas concisas líneas el Partido Demócrata describe tanto en inglés como en español la complicada situación que atraviesa Estados Unidos en varias dimensiones y destaca la importancia de que su equipo se ponga a trabajar cuanto antes.

“El pueblo estadounidense determinará quién será el próximo presidente de los Estados Unidos. Todavía se están contando los votos en todo el país. Las crisis a las que se enfrenta el país son graves, desde una pandemia hasta una recesión económica, desde el cambio climático hasta la injusticia racial, y el equipo de transición continuará preparándose a toda velocidad para que la Administración Biden-Harris pueda comenzar a trabajar desde el primer día”, dice el escrito.

 

Estas elecciones se están viviendo con especial intensidad por el momento histórico tan crucial en el que han llegado y por la alta participación de votos por correo. Esta modalidad de votación se añade al total obtenido en las urnas de cada estado una vez contados los votos emitidos de forma presencial, por lo que incluso más de un día y medio después de que se abrieran los colegios electorales, aún quedan votos por contar.

“Se debe contar cada voto. Nadie nos va a quitar nuestra democracia. Ni ahora, ni nunca”, se puede leer en el tuit de Biden.

Por su parte, Donald Trump no se está tomando nada bien los cambios que se están produciendo en el mapa electoral a medida que pasan las horas. El actual presidente de EEUU afrontó los primeros resultados con positivismo, pero varios estados bisagra como Arizona y, más adelante, Michigan y Wisconsin, se tiñeron de azul tras largas horas de espera, y todo cambió.

“Esto es un fraude al pueblo estadounidense. Una vergüenza para nuestro país. Francamente, hemos ganado las elecciones. Nuestro objetivo ahora es garantizar la integridad de las mismas. Iremos al Tribunal Supremo. Es un momento muy triste”, declaraba Trump a la prensa.

 

Fuente: sputniknews.com