El Vaticano negó haber encubierto los abusos sexuales a menores cometidos por el ex cardenal estadounidense Theodore McCarrick, expulsado del sacerdocio en 2019, y admitió en un informe errores por haber considerado simples rumores las informaciones sobre sus delitos de pederastia.

En un informe de 450 páginas, elaborado por la Secretaría de Estado a pedido del papa y divulgado este martes, el Vaticano reconoció que el ascenso al poder del otrora influyente arzobispo de Washington, actualmente de 90 años de edad, fue posible bajo tres pontificados, -entre ellos el de Juan Pablo II (1978-2005)-, los cuales desestimaron los testimonios de varios seminaristas.

El papa Francisco fue informado sobre los “rumores y acusaciones” del “comportamiento inmoral con adultos”, nunca con menores, de McCarrik, pero “consideró que el tema había sido ya afrontado por los anteriores pontífices y no vio necesario modificar la línea adoptada”.

El influyente McCarrick, de 90 años, que desempeñó por décadas un papel clave en la recaudación de fondos para la Santa Sede por parte de donantes estadounidenses adinerados y que se hacía llamar “Tío Ted”, fue despojado de su título de cardenal en 2018 y de su condición de sacerdote en 2019.

Esa inédita decisión fue tomada al término de la investigación iniciada por el arzobispado de Nueva York, tras la denuncia en 2017 de un hombre que acusaba al prelado de haber abusado sexualmente de él en los años 1970.

El informe, que se basa en más de 90 entrevistas con testigos y dos años de consultas exhaustivas de los archivos disponibles, insiste en que la primera acusación oficial de pedofilia contra McCarrick se hizo sólo en 2017, tras lo cual reaccionó el Vaticano. Ante los “indicios graves” revelados en la investigación, el papa retiró a monseñor McCarrick el título de cardenal y luego del sacerdocio.

El caso sacudió a la jerarquía de la Iglesia católica estadounidense, poco antes de la publicación de un informe demoledor sobre los abusos masivos cometidos en Pensilvania.

El ex cardenal, que vive desde septiembre de 2018 en el pequeño pueblo de Victoria (Kansas), ha sido acusado sucesivamente de agredir sexualmente a otros menores y de tener relaciones con seminaristas a los que invitaba a su casa de playa en Nueva Jersey a lo largo de muchas décadas.

 

El Vaticano difunde 400 páginas sobre los abusos sexuales del ex cardenal de Washington Theodore McCarrick

Después de dos años de investigaciones, el Vaticano difundió este martes un dossier de más de 400 páginas que proporciona detalles sin precedentes sobre uno de los mayores escándalos de abuso sexual en la Iglesia: el caso del ex cardenal de Washington Theodore McCarrick, expulsado del sacerdocio en 2019.

El informe muestra cómo durante casi dos décadas la Iglesia recibió indicios sobre el comportamiento de McCarrick con jóvenes; indicios que descartó al consideralos sin fundamento o prefirió escuchar, en vez, la defensa del cardenal.

El informe tiene 450 páginas, fue elaborado por la Secretaría de Estado a pedido del papa Francisco y divulgado este martes. El Vaticano reconoció que el ascenso al poder del otrora influyente arzobispo de Washington, actualmente de 90 años de edad, fue posible bajo tres pontificados, -entre ellos el de Juan Pablo II (1978-2005)-, los cuales desestimaron los testimonios de varios seminaristas.

El influyente McCarrick, de 90 años, que desempeñó por décadas un papel clave en la recaudación de fondos para la Santa Sede por parte de donantes estadounidenses adinerados y que se hacía llamar “Tío Ted”, fue despojado de su título de cardenal en 2018 y de su condición de sacerdote en 2019.

Esa inédita decisión fue tomada al término de la investigación iniciada por el arzobispado de Nueva York, tras la denuncia en 2017 de un hombre que acusaba al prelado de haber abusado sexualmente de él en los años 1970.

El informe, que se basa en más de 90 entrevistas con testigos y dos años de consultas exhaustivas de los archivos disponibles, insiste en que la primera acusación oficial de pedofilia contra McCarrick se hizo sólo en 2017, tras lo cual reaccionó el Vaticano.

Ante los “indicios graves” revelados en la investigación, el papa retiró a monseñor McCarrick el título de cardenal y luego del sacerdocio.

El caso sacudió a la jerarquía de la Iglesia católica estadounidense, poco antes de la publicación de un informe demoledor sobre los abusos masivos cometidos en Pensilvania.

El excardenal, que vive desde septiembre de 2018 en el pequeño pueblo de Victoria (Kansas), ha sido acusado sucesivamente de agredir sexualmente a otros menores y de tener relaciones con seminaristas a los que invitaba a su casa de playa en Nueva Jersey a lo largo de muchas décadas.

El informe detalla como los pontificados de Juan Pablo II y Ratzinger ignoraron las luces rojas, a pesar de los continuos rumores. Dejaron pasar el asunto al ser mal informados o no tener pruebas ciertas.

El Vaticano también dejó en claro que conocía “sólo de oído” su “comportamiento inmoral con adultos”.

El caso estalló cuando el ex nuncio en Estados Unidos, Carlo María Viganò pidió en agosto de 2018 en una carta de once páginas, publicadas en medios católicos conservadores, la renuncia del papa Francisco al asegurar que éste conocía ya desde 2013 las acusaciones que pesaban sobre el cardenal McCarrick.

En el esperado informe se subraya que hasta 2017 a Francisco nunca se le entregó ningún documento o cartas anónimas sobre McCarrick y que nunca habló del tema con Benedicto XVI ni con el entonces prefecto de la Congregación para los obispos, Marc Ouellet.

Pero el informe concluye que “papa Francisco había conocido sólo de oídas las acusaciones y rumores respecto a una conducta inmoral con adultos relativa al periodo anterior al nombramiento de McCarrick como arzobispo de Washington”.

Y que “considerando que las acusaciones habían sido ya examinadas y rechazadas por Juan Pablo II y considerando que McCarrick, que en 2013 tenía 83 años, estuvo en actividad durante el pontificado de Benedicto XVI, Francisco no vio necesidad de modificar la línea adoptada en los años precedentes”, escriben en las conclusiones.

 

Fuentes: dw.com / AFP / EFE / clarin.com