El presidente de Argentina, Alberto Fernández, dio negativo al COVID-19, pero inició el aislamiento preventivo luego de que un funcionario con el que tuvo contacto contrajo el coronavirus, informó este miércoles (11.11.2020) el Gobierno.

“Al ser contacto estrecho de un caso positivo COVID-19, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, ha iniciado el protocolo de aislamiento preventivo y obligatorio”, informó la Presidencia argentina en un comunicado.

De acuerdo a la información oficial, el jefe de Estado, de 61 años, se mantendrá aislado en la residencia presidencial de Olivos, en la periferia norte de Buenos Aires. El contacto estrecho del presidente fue con el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz, quien dio este miércoles positivo por coronavirus y se habría contagiado de un familiar conviviente que presentó síntomas el domingo pasado.

Fernández se abrazó el lunes con el expresidente boliviano Evo Morales, a quien acompañó hasta la frontera para despedirlo, en el momento del regreso a su país tras 11 meses refugiado en Buenos Aires. Ese día, la prensa registró un abrazo entre Fernández y Béliz luego de despedir a Morales en el límite entre Argentina y Bolivia.

Además de Fernández, se aislaron preventivamente el canciller Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta; el ministro de Cultura, Tristan Bauer; el secretario general de la presidencia, Julio Vitobello; el secretario de comunicación Juan Pablo Biondi y el diputado Eduardo Valdés.

Todos ellos participaron la noche del domingo en Jujuy (norte) de una cena de despedida con Morales y su ex vicepresidente Alvaro García Linera, sin distanciamiento ni mascarillas, según una fotografía que publicó el ex mandatario boliviano en Twitter.

Según el comunicado, el hisopado de Vitobello, Biondi y Valdés también dio negativo, y en las próximas horas se conocerá el resultado del resto.

 

Fuente: dw.com