El continente africano rebasó la barrera de los dos millones de casos positivos de Covid-19, sumando también poco más de 48.000 decesos. Los contagios en las naciones africanas representan menos del 4% de los casos mundiales.

Lejos de estar controlada, la pandemia de Covid-19 sigue dejando cifras alarmantes en todo el mundo. Con Europa sumida en una fuerte segunda ola, que ha llevado a los gobiernos a imponer duras restricciones, otras naciones mundiales están viendo cómo el rebrote del patógeno aumenta los contagios y víctimas mortales en sus territorios. Según la Universidad Johns Hopkins, el planeta acumula más de 56,3 millones de casos positivos y 1,3 millones de muertes.

África, lejos de ser el continente más afectado por el Covid-19, superó los dos millones de contagios este jueves. Unas cifras que no reflejan la realidad debido a la falta de pruebas y los escasos recursos de la mayoría de sus naciones para hacer frente a la pandemia.

  • África, más de 2 millones de positivos desde febrero 

Egipto fue el primer país en detectar un caso positivo de la enfermedad el pasado 14 de febrero. Este jueves 19 de noviembre, el continente acumula más de 2 millones de contagios y 48.400 decesos, según informaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (África CDC).

Un día después de que la República Democrática del Congo declarara el fin del rebrote de ébola en su nación, el continente sigue luchando contra el virus que ha dejado miles de muertos en todo el mundo. Si bien los casos registrados en África representan menos del 4 % del global, expertos alertan que el impacto real de la pandemia podría ser mayor, pero la falta de test -solo se han realizado 19 millones- o el difícil acceso a muchas zonas del continente dificultan el registro.

Sudáfrica sigue siendo el país africano más afectado por la enfermedad, con 757.144 casos positivos y más de 20.000 muertos. Además, las medidas impuestas para frenar la propagación del patógeno dejan un panorama económico sombrío en la nación sureña. El desempleo volvió a batir un nuevo récord durante el tercer trimestre de 2020, espoleado por la crisis del coronavirus, y alcanzó una tasa del 30,8 %.

Marruecos, en el norte del continente, es la segunda nación con mayor número de contagios: cuenta con más de 300.000 y supera los 5.000 decesos. Egipto y Etiopía, sumida en una reciente guerra civil en la región norteña de Tigray, suman más de 100.000 casos confirmados respectivamente.

En África, con una población de más de 1.300 millones de personas, la incidencia del coronavirus parece ser más baja respecto a Europa o América. Esto se debe en parte a factores como su joven población y a su experiencia previa con otras epidemias como el ébola o la malaria, que siguen causando estragos.

Si bien los países africanos tienen experiencia en el tratamiento de enfermedades virales, cuentan con algunos de los sistemas de salud más frágiles del mundo y las precarias economías dificultan la lucha contra el coronavirus. Además, las medidas para frenar su propagación agravaron aún más la pobreza y la situación de vulnerabilidad de sus habitantes.

El África CDC advierte que una segunda ola sería desoladora para la economía de la región. Muchos países, que impusieron fuertes restricciones al inicio del brote, comenzaron a suavizar las medidas de confinamiento en un intento por salvar sus economías.

 

Por Marina Sardiña

Fuente: france24.com