Diez días de recuento manual de todos los votos depositados durante los comicios presidenciales del 3 de noviembre en Georgia, para confirmar la victoria del demócrata presidente electo, Joe Biden. El nuevo mandatario se convierte en el primer demócrata en ganar el disputado estado batalla desde 1996.

Un minucioso recuento manual que arroja, de nuevo, la victoria al demócrata Joe Biden, disipando los esfuerzos del presidente saliente, Donald Trump, de revenir los resultados de las pasadas elecciones. El estado de Georgia confirmó a última hora del jueves la victoria del nuevo mandatario electo Biden, después de completar una auditoría manual de los votos.

“La auditoría confirmó que el recuento de máquinas original representaba con precisión al ganador de las elecciones”, dijo la oficina del secretario de Estado de Brad Raffensperger en un comunicado el jueves 19 de noviembre por la noche, añadiendo que los pocos cambios en los totales de votos estuvieron “muy dentro del margen esperado de error humano que ocurre cuando se cuentan las boletas a mano”.

Joe Biden logró 306 votos en el Colegio Electoral frente a los 232 de Donald Trump

El demócrata cuenta con una victoria global de 306 votos electorales en el Colegio Electoral, según las cifras de Associated Press (AP). Pero Trump se niega a reconocer su derrota y desde el pasado 3 de noviembre ha puesto todos sus esfuerzos en demostrar -sin pruebas- un supuesto fraude electoral inexistente. Este viernes, un tribunal federal de Atlanta rechazó la enésima demanda interpuesta por la campaña de Trump con el fin de retrasar la oficialización de los resultados en Georgia.

La ley electoral de Georgia permite apelar por un recuento de los votos si el margen del resultado es menor al 0,5 %. De ser el caso, la campaña del líder republicano aún puede solicitar un recuento en Georgia, donde más de cinco millones de personas ejercieron el derecho al voto hace más de dos semanas.

Con el recuento manual de los votos, que los voluntarios y funcionarios electorales realizaron en apenas diez días, el republicano logró sumar 2.000 votos derivados de errores humanos durante el escrutinio. Durante el nuevo escrutinio – que surgió de una auditoria requerida por la nueva ley estatal – se hallaron 5.800 votos que quedaron sin contar pero que apenas cambiaron el resultado final, ampliamente esperado.

La diferencia entre ambos políticos en el estado es de más de 12.000 sufragios, siendo Biden el primer demócrata en hacerse con los 16 votos electorales del polémico estado desde la victoria de Bill Clinton en 1996.

Trump: “el recuento falso que está ocurriendo en Georgia no significa nada”

“La histórica primera auditoría estatal de Georgia reafirmó que el nuevo sistema seguro de votación con boletas de papel del estado contaba e informaba los resultados con precisión”, añadió Raffensperger, agradeciendo el rápido trabajo de las personas que ayudaron al conteo de las papeletas. El político republicano de Georgia y máxima autoridad electoral, ha sido fuertemente criticado por Trump: “El recuento falso que está ocurriendo en Georgia no significa nada, porque no permiten que las firmas sean examinadas y verificadas”, afirmó esta semana en Twitter.

Biden sobre las declaraciones del republicano de fraude sin pruebas: “totalmente irresponsable”

Este viernes 20 de noviembre, el secretario de estado republicano deberá certificar de forma oficial la victoria de Biden, quien el jueves calificó de “totalmente irresponsable” los intentos frustrados del mandatario por difundir dudas sobre su ventaja electoral y el sistema electoral estadounidense. “Envía un mensaje horrible sobre quiénes somos como país”, agregó el presidente electo, que asumirá el cargo el próximo 20 de enero.

Por su parte, el presidente saliente se resiste a abandonar la Casa Blanca mediante una campaña basada en acusaciones y sospechas sin pruebas, con alegaciones de fraude en los comicios. La nueva estrategia de Trump se basa en persuadir a los legisladores estatales de su partido en estados cruciales para que ignoren los resultados oficiales e intervengan a su favor.

“Este supuesto recuento a mano ha resultado como se esperaba porque simplemente han vuelto a contar los votos ilegales que estaban ya incluidos en el total”, replicó un asesor legal de la campaña de Trump.

 

Por Marina Sardiña

Fuente: france24.com