El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La voluntad de Washington de castigar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no cambiará con Joe Biden en el cargo, y el gobierno del Reino Unido hará cualquier cosa para ayudar a Estados Unidos a lograr este objetivo, dijo Roger Waters de Pink Floyd a RT. El 4 de enero de 2021 se anunciará una decisión de un tribunal británico sobre la extradición de Assange a Estados Unidos, donde se le busca por cargos de espionaje por la filtración de documentos clasificados.

Pero Rogers, hablando con Going Underground de RT, cree que el próximo fallo es bastante fácil de predecir. Las autoridades del Reino Unido “continuarán como lo hacen – caniches como son – siguiendo las instrucciones de Washington DC, que serán exactamente las mismas, sospecho, de Joe Biden que de Donald Trump”, dijo.

Todo el juicio de extradición, que tuvo lugar en Londres en otoño, fue “completamente un trabajo de preparación”, argumentó Rogers.

El equipo legal de Assange, por supuesto, apelará el fallo, y los procedimientos se prolongarán, manteniendo al editor encerrado en la prisión de alta seguridad de Belmarsh “donde corre tanto riesgo”, señaló la estrella de rock y activista.

En repetidas ocasiones se han planteado serias preocupaciones sobre la salud del fundador de WikiLeaks, y un relator especial de la ONU dijo anteriormente que había indicios de que el periodista había sido sometido a “tortura psicológica” durante su encarcelamiento.

“Los poderes fácticos esperan que Julian muera en prisión”, dijo Rogers al presentador de Going Underground, Afshin Rattansi.

Las autoridades del Reino Unido “no hacen caso de la declaración universal sobre los derechos humanos … o la ley o la justicia” al mantener tras las rejas a Assange, que “no cometió ningún delito excepto una infracción menor de la fianza”, agregó.

Rogers ha sido durante mucho tiempo un fuerte crítico de Trump, pero no está muy emocionado de que sea reemplazado en la Casa Blanca por el demócrata Joe Biden, quien el año pasado calificó a Assange como “un terrorista de alta tecnología”.

“Biden es el sirviente de la oligarquía de Estados Unidos. No se puede confiar en él”, advirtió.

De hecho, los únicos cambios probables serán superficiales, ya que Biden “no será tan vil en público como lo fue Donald Trump”, sugirió el co fundador de Pink Floyd.

“Quién sabe, tal vez en cuatro años el DNC [Comité Nacional Demócrata] se despertará y apoyará a un candidato que represente las necesidades y aspiraciones de los trabajadores estadounidenses comunes”, agregó.

 

Fuente: rt.com