Una otra nueva cepa del coronavirus podría haber aparecido en Nigeria, según indicó el jueves el máximo responsable de salud pública en África, aunque aclaró que hace falta más investigación.

El descubrimiento podría ser otro motivo de alarma en la pandemia, después de que se identificaran otras cepas en Gran Bretaña y Sudáfrica que provocaron un regreso de las restricciones a los desplazamientos justo cuando el mundo se adentraba en una importante temporada de fiestas navideñas.

La cepa se encontró en dos muestras de pacientes tomadas el 3 y el 9 de octubre en el estado nigeriano de Osun, según una publicación de investigación a la que tuvo acceso The Associated Press.

A diferencia de la variante vista en Gran Bretaña, “no hemos visto ese rápido aumento de la línea en Nigeria y no tenemos pruebas que indiquen que la variante P681H esté contribuyendo a un incremento de la transmisión del virus en Nigeria. Sin embargo, la diferencia relativa en la escala de supervisión genómica en Nigeria frente Gran Bretaña podría implicar una capacidad menor de detectar esos cambios”, señaló el reporte.

Los contagios están repuntando en partes del continente africano. La nueva variante en Sudáfrica es ahora la predominante en ese país, dijo Nkengasong, y los contagios confirmados allí se acercan al millón de pacientes. Aunque la variante se transmite deprisa y tiene una alta carga viral, aún no está claro si provoca una enfermedad más grave, indicó.

“Creemos que esta mutación no tendrá efecto” en el despliegue de vacunas contra el COVID-19 en el continente, dijo sobre la cepa sudafricana.

 

Fuente: alahednews.com.lb