El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, sorprendió este domingo al firmar el proyecto de ley aprobado la semana pasada por el Congreso, que inyectará 900.000 millones de dólares en concepto de ayudas económicas de alivio, y que él había criticado duramente por considerar que algunos cheques eran demasiado bajos, informa The New York Times.

El proyecto de ley –concebido para paliar los efectos de la crisis del coronavirus en la economía del país– fue aprobado por Cámara de Representantes el pasado 22 de diciembre y entregado ese mismo día al Senado para su aprobación, momento en que pasó a ser fuertemente criticado por el mandatario, que lo calificó de “vergüenza”.

Hasta este sábado, el presidente Trump exigió a los legisladores que enmendaran el proyecto de ley para aumentar el valor de cheques de 600 dólares de ayuda que serán entregados a los estadounidenses con rentas bajas hasta “2.000 o 4.000 dólares por pareja”.

El mismo sábado, expiraron las extensiones de beneficios de ayuda por desempleo, por lo que la aprobación del proyecto de ley garantizará que alrededor de 14 millones de ciudadanos desempleados sigan recibiendo subsidios adicionales.

El proyecto de ley, que consta de 5.593 páginas —el más largo en la historia de EE.UU. hasta la fecha—, incluye fondos para la lucha contra la pandemia y ayuda financiera para individuos y empresas: 300 dólares semanales para todos los desempleados, pagos directos de 600 dólares para los estadounidenses que tengan una renta menor a 75.000 dólares, así como una nueva ronda de subvenciones para las empresas más afectadas, entre otras ayudas.

 

Fuente: rt.com