La Justicia resolvió este miércoles que el ex vicepresidente Amado Boudou deberá volver a la cárcel para completar la condena en la causa Ciccone. Se debe a la decisión del juez Daniel Obligado de revocar su prisión domiciliaria.

A principios de diciembre, la Corte Suprema de Justicia había dejado firme la condena de cinco años y diez meses para el exfuncionario de Cristina Fernández de Kirchner.

En mayo, el juez Daniel Obligado le había concedido el beneficio de la prisión domiciliaria y lo había autorizado a abandonar la prisión de Ezeiza con el argumento de que la condena no estaba firme y que existía riesgo de contagio por la pandemia de coronavirus. Ahora, con la condena firme de la Corte Suprema revocó su decisión anterior, atendiendo el pedido que le habían hecho la fiscal de ejecución Guillermina García Padín y el fiscal Marcelo Colombo.

“Al haber adquirido firmeza la condena impuesta en las presentes actuaciones, pierden operatividad las previsiones del art. 210, inc. j) del Código Procesal Penal Federal, que habilitaron, con fechas 6 de abril y 5 de agosto de 2020, la morigeración de los encierros carcelarios dispuestos por el señor Juez respecto de Amado Boudou y José María Núñez Carmona”, dice el escrito que presentaron los fiscales.

Según el ex vicepresidente “no hay una sola prueba en su contra”

Tras la decisión de la Corte, que dejó firme la pena de cinco años y diez meses de prisión contra el exvicepresidente por haberse quedado con la imprenta que fabrica papel moneda, tenía en sus manos la definición.

La demora, sin embargo, generó reclamos de los fiscales, que le exigieron una pronta resolución. Boudou está condenado por negociaciones incompatibles con la función pública y coimas.

 

Fuentes: clarin.com / tn.com.ar