El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Varias personas, incluidos niños, murieron este sábado (02.01.2021) en el noreste de Siria a causa de dos explosiones con coches bomba en una zona controlada por Turquía, denunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La organización no gubernamental detalló que cinco personas, dos de ellas menores, murieron y cuatro resultaron heridas en un mercado en la ciudad fronteriza de Ras al Ain, donde estalló el primer vehículo.

Ras al Ain es controlada por las fuerzas turcas y sus aliados rebeldes sirios desde una ofensiva lanzada por Ankara en el noreste de Siria en octubre de 2019 para expulsar a la principal milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG).

La segunda explosión se produjo en la ciudad de Yindires, en la región de Afrin, donde murió un civil y resultaron heridos otros nueve, incluidos dos niños, añadió el OSDH.

 

Muere un civil y otros 20 resultan heridos por explosión de una granada en un mercado en Hasakeh

Una persona perdió la vida y otros veinte  resultaron heridos, algunos se encuentran en estado crítico, al explotarse una granada en un mercado en Hasakeh.

El corresponsal de SANA citó a una fuente en el comando de policía provincial diciendo que “un criminal buscado detonó una granada en medio de una reunión de ciudadanos en el mercado de Al Umal en la ciudad de Hasakeh”.

La explosión causó la muerte de un civil y hirió a otros 20 civiles algunos de ellos gravemente heridos, entre ellos mujeres, y fueron trasladados al centro médico de la ciudad.

La fuente afirmó que las fuerzas de seguridad en la provincia arrestaron al criminal que lanzó la granada.

Por su parte, el Director de Salud de Hasakeh, Issa Khalaf, dijo en una declaración al reportero de SANA, que el centro médico de la ciudad recibió a un mártir y 20 heridos, 3 de ellos graves.

Señaló que se está proporcionando la ayuda médica necesaria a los heridos.

 

Fuentes: dw.com / sana.sy