Apenas 48 horas después de que un juez del Reino Unido rechazara la extradición de Assange, al fundador de WikiLeaks se le negó la libertad bajo fianza por haber huido anteriormente.

La pareja de Julian Assange, Stella Moris, ha dicho que está decepcionada con la decisión de la corte de negar la fianza a Assange y pidió a Estados Unidos que retire los cargos en su contra.

“Esto es una gran decepción … Julian no debería estar en la prisión de Belmarsh en primer lugar. Insto al Departamento de Justicia a retirar los cargos y al presidente de los Estados Unidos a perdonar a Julian”, dijo a los periodistas fuera del tribunal. Moris publicó anteriormente un tweet mientras viajaba al Tribunal de Magistrados de Westminster en Londres con la leyenda “Espero que para cuando me vaya, Julian estará a mi lado”.

Assange y Moris han estado juntos desde 2015, cuando ella era su abogada.

Se comprometieron en 2017 y tienen dos hijos, pero su relación se ha ocultado al público y solo se conoció en 2020.

La prometida de Assange declaró anteriormente que esperaba que Trump “salvara la Primera Enmienda” y perdonara a Julian en las últimas semanas de su mandato. Sin embargo, el presidente de Estados Unidos no ha otorgado indulto al fundador de WikiLeaks ni ha indicado que lo hará.

Assange es buscado por Estados Unidos por varios cargos de espionaje y podría enfrentar 175 años de cárcel si es extraditado allí.

Sin embargo, debido a sus problemas de salud mental causados, en gran parte, por la detención en la prisión de Belmarsh, la justicia del Reino Unido falló esta semana en contra de su extradición.

El equipo legal de Assange llegó hoy a un tribunal de Londres para pedir la fianza del periodista, pero la jueza Baraitser anuló la declaración. Sus abogados ahora planean apelar la denegación de la fianza.

 

Por Henry Batyaev

Fuente: sputniknews.com