La secretaria de Educación, Betsy De Vos, se convirtió en la segunda funcionaria en renunciar tras el asalto de seguidores del presidente Donald Trump al Congreso. Antes, la secretaria de Transporte Elaine Chao se sumó a la creciente lista de miembros del Gobierno que abandonaron su cargo en rechazo a los acontecimientos de este miércoles 6 de enero.

A 13 días de que Donald Trump, derrotado en las elecciones del pasado noviembre, deje el cargo y se haga la transición a un nuevo gobierno, varios miembros de su equipo decidieron dar un paso al costado antes de tiempo, en un acto de claro distanciamiento del magnate republicano.

La última en hacerlo fue Betsy De Vos,secretaria de Educación, siguiendo los pasos de Elaine Chao, secretaria de Transporte, esposa del líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell, quien también rechazó los eventos violentos.

Chao dijo que el ataque sucedido en el Capitolio era algo que no podía ignorar: “Me ha preocupado profundamente de una manera que simplemente no puedo dejar de lado” y agregó que su renuncia se haría efectiva a partir del lunes 11 de enero, pero también enfatizó en que haría lo posible por ayudar a su “sucesor anunciado, el alcalde Pete Buttigieg, a asumir la responsabilidad de dirigir este maravilloso departamento”.

Antes que Chao, el 6 de enero presentó abruptamente su renuncia el asesor adjunto de Seguridad Nacional Matt Pottinger, reconocido por ser una figura destacada en el desarrollo de la política de Trump en China.

También renunciaron Ryan Tully, director de Asuntos Europeos y Rusos del Consejo de Seguridad Nacional y Mick Mulvaney, ex jefe de Gabinete de la Casa Blanca que dejó su puesto como enviado especial a Irlanda del Norte.

 

Por Angela Gomez

Fuente: france24.com