El medio de comunicación digital VPITV ha anunciado este domingo por medio de un comunicado que se ve obligado a cerrar sus operaciones en Venezuela debido a las sanciones ordenadas por funcionarios del régimen de Maduro.

La empresa asegura que por lo menos cien venezolanos se ven afectados por el cese de operaciones, una medida que indican “viola el derecho a la propiedad y cierra una puerta más a la información libre y plural, imprescindibles en un sistema de libertades”.

El medio digital alega “indefensión” pues se le ha negado el derecho a la defensa, lo que se convierte en una “pena anticipada”.

Manifestaron que continuarán defendiendo la libertad de expresión en Venezuela y con el compromiso de informar como lo hacen desde hace cinco años.

 

 

Gobierno de Venezuela confisca equipos a canal de TV digital

Las autoridades venezolanas confiscaron este viernes (08.01.2021) computadoras y otros equipos del canal de televisión digital VPITV, luego de un procedimiento del que se desconocen detalles y que se llevó a cabo sin una orden judicial, denunció el propio medio en un comunicado.

“Funcionarios del gobierno de (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro están incautando equipos de transmisión, cámaras, computadoras, entre otros implementos (materiales) de trabajo, fundamentales para ejercer la labor periodística”, denunció VPITV en su escrito.

 

El procedimiento, se indicó, lo llevaron a cabo trabajadores de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) que se presentaron en las dos sedes del canal, ubicadas en el este de Caracas.

“Sin presentar orden por escrito, están inspeccionando las instalaciones, interrogando al personal, solicitando documentos e información operativa y administrativa. Incluso solicitaron claves de los procesos de transmisión y además revisaron correos electrónicos relacionados a la operación de VPITV”, prosiguió el informe.

Un trabajador de VPITV explicó que el procedimiento comenzó cerca del mediodía y que siete horas después todavía continuaba. “Se llevaron todo lo del estudio y las demás áreas. No dejaron nada”, dijo la fuente que pidió el anonimato por temor a represalias.

 

Fuentes: ntn24.com / dw.com